El asesinato de un político y el peligro ultraderechista en Alemania | Alemania | DW | 18.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

El asesinato de un político y el peligro ultraderechista en Alemania

En Alemania se habla de una supuesta nueva dimensión de la violencia nazi: el posible trasfondo político del asesinato de Walter Lübcke conmociona a la opinión pública alemana.

Un político regional alemán que apoyó a los refugiados fue ejecutado con un disparo en la cabeza a corta distancia. El asesinato del jefe de distrito de Kassel, Walter Lübcke, del partido conservador CDU, sacude a Alemania. El hecho de que el fiscal federal se haya hecho cargo de las investigaciones y la sospecha de un trasfondo de extrema derecha muestra la magnitud del caso. 

Las investigaciones no solo tendrán que encontrar pruebas de la culpabilidad del sospechoso, sino que también deberían examinar la cuestión de si existe una red ultraderechista detrás del crimen. El periodista de investigación Georg Mascolo, director de la red de investigación de las emisoras alemanas ARD, NDR, WDR, junto con el periódico Süddeutsche Zeitung, considera que este acto es una prueba más de la radicalidad de la escena neonazi. Según dicha red de investigación, la fiscalía parte, de acuerdo con declaraciones de testigos, de que varias personas habrían estado implicadas en el asesinato de Walter Lübcke. Los partidos de la oposición, La Izquierda, Los Verdes y el Partido Demócrata Liberal (FDP) exigen una sesión extraordinaria de la Comisión Permanente de Ministros del Interior. 

La escena neonazi alemana

Walter Lübcke

El jefe de distrito asesinado Walter Lübcke.

"Conocemos muchos indicadores de esto: el numero de amenazas está aumentando, el odio en Internet esta aumentando, y la escena ultraderechista está aumentando", dijo Mascolo en la televisión alemana. La experta en política interior de La Izquierda Martina Renner dijo que, desde hace décadas, el "peligro mortal" que proviene de la escena neonazi en Alemania no merma, por el contrario. En especial, desde la revelación de la serie de asesinatos de nueve inmigrantes y una agente de policía por parte de la célula neonazi NSU. "La situación no se ha tranquilizado, sino que ha empeorado en lo que se refiere al potencial de amenaza neonazi", dijo Renner a DW.

El sospechoso arrestado, Stephan E., ya era conocido por las autoridades como  extremista de derecha desde hace décadas, admitió la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV). Comenzó una "carrera de extrema derecha" a finales de los años ochenta, explico Thomas Haldenwang, presidente de la BfV.

Responsabilidad de las redes sociales

¿Se pasaron por alto importantes indicios con respecto a Stefan E.? ¿Los servicios de seguridad no habrían reconocido una mayor radicalización en una etapa temprana? Las autoridades también tendrán que responder a estas preguntas. Las redes sociales, en las que Lübcke fue violentamente atacado antes de su asesinato por su compromiso con los refugiados, también están en el punto de mira. "Donde el lenguaje se vuelve brutal, el crimen no está lejos", advirtió el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, al respecto.

Extremistas de derecha en Alemania.

Muchos extremistas de derecha se organizan a través de los medios sociales.

De hecho, muchos estudios confirman que internet, y especialmente las redes sociales, se han transformado en un terreno fértil para la radicalización. Insultos, amenazas, odio y propaganda radical es también algo de lo que se acusa al partido populista alemán de extrema derecha "Alternativa para Alemania" (AfD).

El parlamentario de la CDU Michael Brand criticó duramente a los miembros del partido AfD y los culpó del asesinato: "La verdad es que fue el odio y la agitación de los últimos años los que hicieron posible este crimen. Hay una línea directa entre la agitación a la violencia y el asesinato. Quien no ve eso, es ciego", dijo, conmovido, el compañero político de la victima en una entrevista.

Mathias Quent, director del Instituto para la Democracia y la Sociedad Civil en Jena añade: "Estos perpetradores son de la opinión de que solo llevan acabo lo que los demás piensan, y que actúan "en interés del pueblo" En este sentido, el partido AfD tiene, según Quent, una "función legitimadora para los autores de actos de violencia".

(gg/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad