El aporte social de un héroe del fútbol | Deportes | DW | 28.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El aporte social de un héroe del fútbol

Horst Eckel, uno de los héroes deportivos de Alemania por ser miembro de la selección de fútbol que en 1954 conquistó el primer título mundial, visita las cárceles del país para motivar a los jóvenes a rehabilitarse.

Bildnummer: 10975682 Datum: 14.07.2012 Copyright: imago/Revierfoto Fussball Einführung der Torkamera Symbolfoto zur Einführung der Torkamera ; Fussball GER 1 BL 2012 2013 xns x0x 2012 quer Fussball Symbol Symbolfoto Symbolfotos Tor Ball Linie Tornetz Regeln FIFA Uefa DFB Torkamera Kamera Chip im Ball Hawk-Eye GoalRef Technik Tortechnik Regelwerk Regel Torrichter Entscheidung o0 Torlinie Schiedsrichter kein Tor o0 hawkeye goal ref glt goal line technology Torlinientechnologie Torlinientechnik Image number 10975682 date 14 07 2012 Copyright imago Spot photo Football Introduction the Torkamera Symbolic image to Introduction the Torkamera Football ger 1 BL 2012 2013 xns x0x 2012 horizontal Football symbol Symbolic image Photos icon goal Ball Line Tor network Rules FIFA UEFA DFB Torkamera Camera Chip in Ball Hawk Eye Goalref Technology Rules Rule Torrichter Decision o0 Goal line Referees no goal o0 Hawkeye Goal Ref Goal Line Technology

Einführung der Torkamera

Pese a sus 81 años, Eckel esta muy comprometido con la iniciativa “El saque de centro para una nueva vida” de la Fundación Sepp Herberger creada en honor del entrenador que ganó el primer título alemán en un Mundial. El exjugador de esa selección, Eckel, promueve entre los jóvenes presidiarios el fútbol y sus distintas profesiones, entre ellas entrenador, como el camino para la reintegración social. 

Señor Eckel, ¿qué es lo más destacable de esta iniciativa y por qué se vinculó usted a ella?

Horst Eckel

Horst Eckel

Creo que es muy importante volver a colocar por el buen camino a esos jóvenes que están en la cárcel. Yo llevo mucho tiempo trabajando con la Fundación Sepp Herberger y con ella estoy visitando las diferentes prisiones del país para establecer un diálogo con los jóvenes presidiarios; yo les formulo preguntas sobre lo que desean del futuro, ellos me responden, y también me preguntan cómo logré yo mis éxitos.

¿Y cómo se comportan esos jóvenes al conversar con un héroe del fútbol alemán sobre las opciones que les ofrece el futuro?

Hasta ahora siempre me he llevado la positiva sorpresa de que esos jóvenes formulan preguntas muy buenas e interesantes respecto a lo que sucederá con ellos cuando salgan de prisión, y las oportunidades que pueden tener si abrazan el fútbol como opción de rehabilitación social.

¿Esos jóvenes ven en el fútbol una oportunidad para cambiar?

Sí, eso se puede decir así. Yo también siempre les he insistido que a través del fútbol y el deporte pueden salir adelante y reencontrar el buen camino. Usualmente están muy dispuestos a escuchar con atención lo que les digo

¿Cuál es el núcleo de su mensaje?

Yo les recuerdo la importancia de valores como la disciplina, la puntualidad, la solidaridad y el espíritu de camaradería. Esos son principios que nosotros como jugadores escuchamos y aprendimos de Sepp Herberger. Esos viejos valores son todavía hoy muy importantes. Yo les cuento cómo eran las cosas para nosotros en el pasado, cómo logramos con esos valores los éxitos que tuvimos, como el campeonato del mundo

¿Y eso da resultados?

En mis visitas a las prisiones me cuentan siempre acerca de expresos que han retomado el buen camino gracias a nuestro trabajo, y eso me pone muy orgulloso. Para mí, personalmente, el hecho de que esta iniciativa esté rindiendo frutos positivos es un aliciente que me mueve a volver a visitar más cárceles, a invitar a los jóvenes a cambiar para bien.

¿Qué es más importante para usted, el título como campeón Mundial con Alemania en 1954 o el trabajo social que realiza con la Fundación Sepp Herberger?

Me parece maravilloso poder compartir con los jóvenes, mostrarles que hay todavía oportunidades de enmendarse, poderles ayudar a volver al buen camino. El título en el Mundial fue muy bello, pero hoy por hoy es aún más importante poder ayudar a que la juventud marche por el camino correcto. Ser campeón del mundo con Alemania me ayuda a cumplir esa labor.

¿Cuánto tiempo más?

Mientras goce de buena salud y esté en condiciones de hacerlo, lo haré.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda