El acta Rosenburg: el pasado nazi del Ministerio alemán de Justicia | Alemania | DW | 11.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El acta Rosenburg: el pasado nazi del Ministerio alemán de Justicia

Una comisión examinó la infiltración nazi de la Justicia desde 1945, en donde juristas nazis se “autoamnistiaron” y fallaron en 50.000 casos contra la minoría LGTBI, contraviniendo principios democráticos.

Juristas bajo Hitler.

Juristas bajo Hitler.

Primero fue fiscal en Innsbruck, luego oficial de alto rango en el Ministerio de Justicia de la emergente República Federal de Alemania: Eduard Dreher es uno de esos abogados nazis que hicieron rápidamente carrera después de 1945.

Dreher no tuvo que temer ser requerido por la Justicia, porque logró, desde el mismo Ministerio, que los crímenes cometidos bajo el Tercer Reich por miles de jueces nazis como él quedaran impunes. Y eso, a pesar de que historiadores demostraron que Dreher ordenó la pena de muerte contra 17 personas durante el régimen de los nazis.

El sistema cambió, los abogados no tanto

El "Caso Dreher" es muestra de lo que una comisión independiente de historiadores concluye tras cuatro años de estudios de los archivos del Ministerio de Justicia: los abogados y jueces nazis pasaron a ocupar las mismas posiciones en la nueva Alemania Federal. La exministra federal de Justicia Sabine Leutheusser-Schnarrenberger (FDP) fue la impulsora de dicha investigación en 2012.

Los resultados de la llamada "Acta Rosenburg", la primera sede del Ministerio en Bonn, fueron presentados en Berlín este 10 de octubre. Para Manfred Görtemaker, profesor de Historia Moderna en la Universidad de Potsdam, la impunidad de los juristas nazis en la posguerra es aterradora: "En algunos departamentos del Ministerio de Justicia  prácticamente todos los funcionarios  tenían un pasado nazi", como las cifras lo prueban: de 170 juristas en altos cargos en la posguerra, 90 habían sido miembros del NSDAP, el partido de Hitler, y 34 había sido incluso miembros de las temidas unidades paramilitares SS.

Sabine Leutheusser-Schnarrenberger relaciona el pasado nazi con los actuales populistas de ultraderecha y sus ataques contra las instituciones democráticas, advirtiendo sobre los nuevos desafíos: "Si ya vuelven a utilizar el lenguaje de los nazis, pueden empezar pronto a poner como criterio para el ejercicio de la política el origen étnico y la raza”.

La "autoamnistía” de los juristas nazis

Heiko Maas, ministro alemán de Justicia.

Heiko Maas, ministro alemán de Justicia.

"El poder judicial de la posguerra prácticamente se autoamnistió en su conjunto”, es la conclusión del profesor Görtemaker. Una unidad del ministerio se dedicó a alertar a otros juristas nazis que había huido al extranjero, a evitar que se abrieran juicios y a acortar los tiempos de caducidad de los crímenes nazis.

Los juristas nazis violaron la Constitución de la Alemania Federal aplicando hasta 1994 leyes en contra de los derechos fundamentales de homosexuales y gitanos, ambas minorías víctimas del Holocausto y la persecución nazi. Así fue como Alemania adoptó de la legislación nazi el parágrafo 175 en el Código Penal que criminalizó anticonstitucionalmente a adultos homosexuales.

Alemania le falló a sus minorías

Una injusticia que el actual ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, quiere reparar. Se trata de, por lo menos, 50.000 condenas injustas. Cincuenta mil personas que deben ser compensadas por una injusticia cometida bajo la ideología nazi en tiempos en los que Alemania ya tenía una Constitución democrática. Para Christoph Safferling, profesor de Derecho Penal de la Universidad de Erlangen-Nuremberg, la revisión histórica es esencial: "Se trata de nada menos que de la lucha por el imperio de la ley en un Estado de Derecho".

Richard Fuchs (JOV/DZ)

DW recomienda

ADVERTISEMENT