El Ártico se derrite | Ecología | DW | 09.11.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

El Ártico se derrite

El Ártico se calienta dramáticamente, los glaciares se derriten. Tal la conclusión en un estudio que acaba de publicarse. Pero los países que lo encargaron no se ponen de acuerdo sobre las medidas que hay que tomar.

Un oso polar en el Ártico: cada vez menos hielo.

Un oso polar en el Ártico: cada vez menos hielo.


El estudio es el resultado del trabajo de 250 científicos de ocho países. Estos constataron que los hielos del círculo polar ártico se derriten el doble de rápido que el resto del mundo. La capa de hielo en el Ártico se redujo en los últimos 30 años de un 15% a un 20%.

Paal Prestrud, segundo director del informe del Arctic Climate Impact Asessment (ACIA) indicó que el dramático aumento de la temperatura se debe sobre todo a las emisiones de automóviles, fábricas y centrales energéticas.

Los autores del informe temen que a fines de ese siglo, el círculo polar ártico esté en verano prácticamente libre de hielo, debido a un aumento de la temperatura de cuatro a siete grados centígrados.

Hielo desaparecerá por completo

Ello llevará a que los suelos permanentemente helados disminuyan cada vez más, lo que desestabilizará edificios y rutas. El hábitat de osos polares y focas prácticamente desaparecerá.

Si el aumento de temperatura continúa, los expertos cuentan con que el hielo del Ártico desaparecerá por completo en los próximos mil años. Ello provocaría un aumento del nivel de los mares de unos siete metros e inundaciones en regiones costeras densamente pobladas.

El aumento del nivel del mar sería una consecuencia del derretimiento de las masas de hielo en la tierra firme del círculo polar ártico. Éstas abarcan toda Groenlandia, parte de Rusia, Alaska, Canadá y Spitzbergen.

¿Efectos positivos?

Pero no todo es negativo. Según los autores del informe, también se registrarían algunos efectos positivos. Los yacimientos de gas y petróleo en la región podrían ser más fácilmente explotables, las condiciones para la agricultura en el norte mejorarían y la navegación se beneficiaría de rutas más cortas a través del Mar Ártico.

De acuerdo con informaciones proporcionadas por diplomáticos, sobre todo los EE.UU. se niegan a aceptar toda reacción drástica al informe sobre el Ártico. Pero también entre los otros siete países que encargaron el informe –Rusia, Canadá, Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia e Islandia– hay disonancias en cuanto a qué medidas tomar.

La organización de protección ambiental WWF los acusó de hipocresía. "Los países financiaron el proyecto y simultáneamente originan el 30% de las emisiones de anhídrido carbónico en el mundo y no hay miras de que las disminuyan, mientras el gran derretimiento continúa" dijo Jennifer Morgan, directora de la campaña de protección del clima del WWF.

También alarma en la Antártida occidental

El efecto invernadero derivado de las emisiones de anhídrido carbónico causan también cada vez más catástrofes, como los últimos huracanes en el Caribe, los taifunes en el Pacífico occidental, sequías e inundaciones, dijeron también 60 expertos reunidos en una conferencia internacional sobre el clima en Pekín el fin de semana pasado.

"Los peligros del cambio climático son grandes si no se toman medidas drásticas", agregó por su parte Stefan Rahmsdorf, oceanólogo y climatólogo del Instituto de Estudios del Clima de Potsdam, Alemania.

Agregó que "las observaciones que realizamos en el Polo Norte, pero también en la Antártida occidental son alarmantes". Rahmsdorf confirmó que el nivel del mar aumentan más rápido de lo esperado y advirtió de "un colapso súbito de la corriente del Atlántico Norte", que supondría para Europa un enfriamiento abrupto y un aumento del nivel del mar de un metro.

DW recomienda