Ejercicio militar Vostok-2018: ¿Qué piensan los expertos alemanes? | El Mundo | DW | 11.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejercicio militar Vostok-2018: ¿Qué piensan los expertos alemanes?

En el lejano oriente de Rusia se inició la mayor maniobra desde el colapso de la Unión Soviética. El Ejército chino participa en dicho ejercicio. Expertos alemanes explican para qué tipo de guerra se está ensayando.

En las maniobras de "Vostok-2018", que tienen lugar hasta el 17 de septiembre, participan varios distritos militares rusos, así como las flotas del Pacífico y del norte de la Armada rusa. Estos son los ejercicios militares más grandes desde el final de la Unión Soviética: casi 300. 000 soldados, más de 1.000 aviones, helicópteros y drones, hasta 36.000 tanques, vehículos blindados de transporte de personal, así como unos 80 barcos.

El ejercicio se lleva a cabo en cinco campos tácticos, así como en el Mar de Japón, en el Mar de Bering y en el Mar de Ojots. La maniobra no sorprende a los observadores alemanes. Gustav Gressel, analista del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR), con sede en Berlín, dijo a DW que cada año el Ejército ruso hace prácticas en "un área estratégica diferente", sur, oeste o este. Por lo general, cada año, se realiza un ejercicio general, como ahora.

Ninguna restricción en oriente

Tampoco el tamaño de los ejercicios sorprende, cree la experta en Rusia Sarah Pagung, del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores (DGAP) en Berlín. "Los ejercicios militares en el Este son siempre más grandes que en Occidente, porque el llamado "Documento de Viena” limita el movimiento de tropas en Occidente, más no en el Este", dice a DW. El Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa, plasmado en el Documento de Viena de 201, y adoptado por la OSCE, se firmó para fomentar la confianza y la seguridad, pero también para restringir los ejercicios militares en la parte europea de Rusia.

Pagung agrega, empero, que el tamaño de la maniobra está relacionada con el objetivo. "Queda claro que Rusia está entrenando para una guerra global, incluso con armas nucleares", explica la experta. Esto se hace evidente con la movilización de tropas de los distritos militares occidentales.

Entrenamiento conjunto de rusos y chinos

A los expertos les llama la atención la participación de soldados chinos. Sin embargo, en comparación con el contingente ruso, son una clara minoría: solo participan 3.000 chinos, con sus aviones y helicópteros. Desde 2003, ambos Estados han llevado a cabo unos 30 ejercicios militares juntos. Pero hasta ahora, los chinos nunca habían  estado involucrados en maniobras estratégicas.

Gustav Gressel destaca, por su parte, que China, en calidad de vecino, está invitado no solo a los ejercicios policiales y antiterroristas integrados, sino también a la "parte militar". Los chinos querían hacerlo desde hace mucho tiempo. Según Gressel, los chinos le llevan la delantera tecnológica a los rusos, "pero en términos de entrenamiento de oficiales, desplazamiento y comando de tropas, así como en flexibilidad de operaciones, están muy por detrás de los rusos".

Además, según Gressel, los militares chinos aprecian que los rusos tienen la ventaja de haber ganado experiencia en la guerra en Siria y el conflicto separatista de Ucrania. "Para los chinos es importante aprender que ya las guerras no se hacen con un gran batallón de infantería sino con la ayuda de moderna tecnología”, agrega Gressel.

¿Una "pesadilla" para Estados Unidos?

Gressel reconoce que "el acercamiento militar entre Rusia y China es una pesadilla para Estados Unidos”. Sin embargo, el entendimiento entre China y Rusia ya había comenzado hace mucho tiempo en la economía, y ahora en la seguridad. "Cuando  los líderes rusos hablan de seguridad se refieren, primordialmente, a la seguridad del régimen”, acota Gressel.

Occidente, EE.UU. en especial, es el gran enemigo del Kremlin. El atractivo cultural de Occidente es considerado una amenaza para el régimen. Por otro lado, China, que sería la mayor amenaza en términos militares, no hace nada que ponga en peligro la estabilidad interna del régimen ruso. "Es por eso que China no es el retador estratégico, sino Occidente", dice el experto.

Sarah Pagung, sin embargo, opina que la maniobra en el lejano oriente de Rusia no es una pesadilla para Estados Unidos: "Es claramente un mensaje de la fuerza militar de Rusia, una demostración de poder. Pero semejantes ejercicios son, a fin de cuentas, algo relativamente normal en todos los grandes Estados".

Mikhail Bushuev (jov/er)

DW recomienda

Publicidad