Ejército y rebeldes combaten en Sudán del Sur para tomar Bor | El Mundo | DW | 30.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejército y rebeldes combaten en Sudán del Sur para tomar Bor

Fuerzas leales al exvicepresidente Riek Machar lanzaron ofensiva para recuperar la importante ciudad, ahora en manos del régimen.

La amenaza se hizo finalmente realidad. Luego que las fuerzas del Ejército de Sudán del Sur retomaran la ciudad de Bor, capital del Estado de Jonglei, de las manos de las tropas rebeldes comandadas por el exvicepresidente Riek Machar, este lunes (30.12.2013) se cumplió la esperada contraofensiva, aunque no existe claridad sobre si se trata de leales a Machar o miembros de un temido Ejército irregular.

O, peor aún, una mezcla de ambas. Así parece deducirse de la escasa información que llega desde Bor, donde las tropas regulares se enfrentaron en las afueras de la ciudad con combatientes enemigos. Machar, que fue expulsado de su cargo como vicepresidente en julio por diferencias con el presidente Salva Kiir, es acusado de haber pretendido dar un golpe de Estado hace dos semanas, lo que desató la violencia.

“Se han registrado tiroteos afuera, al norte de Bor”, dijo el portavoz del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán, Philip Aguer, quien también reportó enfrentamientos en zonas pobladas de la ciudad. El ministro de Información, Michael Makuei, añadió que las tropas batallaron contra rebeldes en suburbios de la capital del estado de Jonglei. El alcalde de Bor, Nhial Majak Nhial, dijo que no había enfrentamientos en el centro.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir.

El Ejército Blanco

Aguer aseguró que el ataque era esperado, pues las fuerzas de Machar habían anunciado un intento por hacerse con la ciudad. Aparentemente, los insurgentes controlan dos de los diez estados del país, aunque ha habido combates en cinco de ellos, según la ONU. Sin embargo, la ofensiva de las fuerzas leales al presidente Kiir logró que éstas tomaran Bor el 24 de diciembre.

“Esperamos pronto un ataque de escala total. Las fuerzas del Ejército en Bor están en alerta máxima”, dijo Aguer. Entre los combatientes rebeldes se encuentran miembros de la temida milicia “Ejército Blanco”, de la etnia nuer, aunque Machar aseguró que él no tiene liderazgo alguno sobre esos combatientes, la mayoría jóvenes que no responden a una jerarquía clara. El “Ejército Blanco”, llamado así por las cenizas que usan en sus caras sus soldados para espantar a los insectos, estuvo involucrado en una masacre contra la etnia dinka en 1991.

Las autoridades y notables tribales han intentado convencer a los jóvenes de este grupo que vuelvan a sus hogares, pero se calcula que unos 5.000 siguen empeñados en combatir en Bor. Al menos 1.000 personas han muerto tras dos semanas de enfrentamientos en el país más nuevo del mundo, elevando los temores sobre una guerra civil entre etnias en el productor de petróleo.

DZC (Reuters, Europa Press)

DW recomienda

Publicidad