Ejército iraquí lanza ofensiva pero es frenado por el EI | El Mundo | DW | 19.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejército iraquí lanza ofensiva pero es frenado por el EI

Fuerzas mixtas de Bagdad y del Kurdistán encabezan la misión sobre Tikrit, que debió detenerse ante la presencia de numerosos explosivos.

Luego de recuperar la presa de Mosul, las fuerzas mixtas del Ejército de Irak y los peshmergas del Kurdistán lanzaron una operación este martes (19.08.2014) para recuperar la ciudad de Tikrit, al norte de Bagdad, pero debieron detener la ofensiva ante la presencia de numerosos explosivos instalados por los milicianos del Estado Islámico (EI). Pese a ello, la misión fue calificada de exitosa por las autoridades.

Las tropas se hicieron con el control de la carretera que conecta Tikrit con Al Auya, aunque reconocieron que EI domina todos los otros frentes de la ciudad. Pese a ello, las fuerzas de Bagdad continúan bombardeando posiciones del Ejército Islámico en Tikrit, al tiempo que los insurgentes apostaron francotiradores en zonas estratégicas, lo que ha imposibilitado que continúen los progresos de las fuerzas conjuntas.

“El proceso de liberación necesita más tiempo, debido a que los yihadistas han colocado gran cantidad de artefactos explosivos en los accesos a la ciudad. Liberaremos Tikrit cueste lo que cueste”, afirmó el portavoz del Ejército, Qasem Ata. Como muestra, las fuerzas mixtas desactivaron cuatro barriles y 140 explosivos instalados por los yihadistas en las compuertas y alrededores de la presa de Mosul.

Duros combates

Fuentes de seguridad confirmaron que helicópteros de combate apoyan la misión. Por el otro lado, las fuerzas de EI respondieron con fuego de ametralladoras y lanzando varios cohetes de mortero. Los terroristas tomaron la ciudad natal del exdictador Saddam Hussein en junio. Tikrit está a sólo unos 170 kilómetros de Bagdad y varios intentos por retomar su control fracasaron hasta ahora.

Vecinos del centro de Tikrit dijeron por teléfono a la agencia Reuters que combatientes del Estado Islámico controlaban firmemente sus posiciones y patrullaban las principales calles. Pero según medios estatales, las fuerzas del gobierno tomaron el edificio del ayuntamiento de la provincia de Saladino en Tikrit tras expulsar a los yihadistas y conquistaron algunos edificios de la universidad y el hospital general de la ciudad.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda

Publicidad