EI se atribuye ataque contra agencia de inteligencia afgana | El Mundo | DW | 18.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EI se atribuye ataque contra agencia de inteligencia afgana

Al menos dos hombres ingresaron a un edificio en construcción, desde donde atacaron las instalaciones del Directorio Nacional de Seguridad.

Dos hombres armados irrumpieron este lunes (18.12.2017) en un edificio en construcción en Kabul, desde donde lanzaron un ataque contra el centro de entrenamiento del Directorio Nacional de Seguridad (NDS) en el oeste de la capital afgana, informaron las autoridades. Tras largas horas de enfrentamientos, ambos sujetos fueron abatidos. Dos policías resultaron heridos en la operación.

El portavoz del Ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, dijo a la agencia EFE que se escucharon dos fuertes explosiones en la zona del ataque. "El área está totalmente bajo control de las fuerzas de seguridad y esperamos que el edificio sea despejado pronto", dijo a primera hora el vocero, cuando no se manejaba mucha información sobre el asalto al edificio, de varias plantas.

Numerosos refuerzos fueron enviados a la zona, para hacer frente a la acción de los radicales, que portaban armas de grueso calibre. Asimismo, un número indeterminado de ambulancias fueron despachadas, ante la eventualidad de que se produjeran numerosas víctimas, algo que finalmente no sucedió. Rahimi dijo a la agencia AP que los atacantes ingresaron al lugar vistiendo "uniformes de la policía” y portaban lanzagranadas.

Cada vez menos control

Poco más tarde, y por medio de su agencia de noticias Amaq, el Estado Islámico se atribuyó el ataque, señalando que dos suicidas lanzaron la operación contra la agencia de inteligencia, sin aportar más detalles. El EI ha cometido numerosos atentados en Afganistán en los últimos meses, entre los cuales reivindicó el más grave que se ha cometido en el país desde 2001, un ataque con un camión cargado de explosivos que dejó 150 muertos y más de 300 heridos el pasado mayo.

La presencia de fuerzas de seguridad en Kabul se ha incrementado desde dicho ataque, que el Gobierno atribuyó a una rama de los talibanes. Estos, así como grupos vinculados a Estado Islámico, han incrementado sus acciones, mientras el Gobierno central pierde cada vez más territorios. De acuerdo con el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), las autoridades controlan solo el 57 por ciento del país.

DZC (EFE, AP)

DW recomienda

Publicidad