EHEC: ″La era de la arrogancia ha llegado a su fin″ | La prensa opina | DW | 03.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

EHEC: "La era de la arrogancia ha llegado a su fin"

La prensa europea comenta las últimas novedades sobre la investigación de la epidemia de E. coli y sus repercusiones en Europa.

default

Bacteria EHEC.

La Stampa, de Turín: “La confusión cunde en Europa tras la exculpación de los pepinos provenientes de Andalucía de provocar la epidemia de E. coli que se extiende por el continente. La búsqueda del origen de la desastrosa bacteria comienza de nuevo desde cero. Las páginas web que predecían el fin del mundo en 2012 se preguntan si este sangriento patógeno diarreico tendrá algún papel en ello.

Aún cuando todavía no nos encontramos en un escenario catastrófico, parece cada vez más recomendable el investigar estrategias para nuevas enfermedades infecciosas de este tipo. Y en espera del descubrimiento de una nueva medicina milagrosa como el antibiótico, una cosa es segura: la era de la arrogancia en la que se presuponía la victoria contra todas las enfermedades infecciosas ha llegado a su fin.”

“El Gobierno alemán debe asumir la responsabilidad de sus errores”

ABC, de Madrid: “Ya que el Gobierno ha tardado tanto en reaccionar ante las acusaciones infundadas de las autoridades alemanas en el caso de la bacteria E. coli, ahora está obligado a gestionar lo más firmemente posible la reclamación de una indemnización justa para los productores españoles. El mecanismo europeo de alerta alimentaria ha fallado estrepitosamente, porque no ha impedido la propagación de la bacteria, que continúa causando víctimas en Alemania, y ha provocado un daño incalculable a la imagen de la agricultura española. La Comisión Europea y el Gobierno alemán deben asumir la responsabilidad de sus errores.”

“Los agricultores afectados en Europa deben recibir ayuda”

Tageszeitung, de Berlín: “Al igual que antes, continúa la advertencia de las autoridades sanitarias de no consumir pepinos, lechuga o tomates crudos. La advertencia es legítima, a pesar de las pérdidas que supone para los agricultores. (…) Los agricultores afectados en Europa deben recibir ayuda sin burocracia. El reconocimiento del derecho a compensación por daños y perjuicios sería fatal: si el recurso tuviera éxito, las autoridades sanitarias no podrían advertir sobre posibles productos contaminados a no ser que no exista duda alguna sobre su peligro. Sería lo contrario a la protección del consumidor, ya que la realidad es que a las autoridades no les queda tiempo para ello. Véase el caso de la EHEC.”

“La EHEC, muestra de la división de Europa”

Le Figaro, de París: “El asunto de la EHEC es un ejemplo de lo dividida que se encuentra Europa cuando surgen cuestiones importantes. Cada uno se mantiene en sus propias posiciones. Alemania culpó a España en el asunto de los pepinos mortales. En materia de energía nuclear, que se trata naturalmente de una cuestión nacional, Berlín ha decidido su retirada sin contar con nadie. Respecto a la inmigración, Italia y Francia discuten y se oponen a las reglas de la Unión Europea. Por no hablar de las fricciones a raíz de la deuda griega. Los altos mandos, Herman Van Rompuy (presidente del Consejo Europeo), Catherine Asthon (jefa de política exterior) y Manuel Barroso (presidente de la Comisión Europea) no han hecho nada para evitar las divisiones en los diferentes frentes.

Autora: Lydia Aranda Barandiain / dpa
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda