Egipto: cadena perpetua para 37 personas por su conexión con EI | El Mundo | DW | 28.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: cadena perpetua para 37 personas por su conexión con EI

La Justicia egipcia acusa a los condenados de colaboración con Estado Islámico. Mientras, Human Rights Watch denuncia maltrato y muertes en una prisión de El Cairo.

El Tribunal Penal de Zagazig, una ciudad del este de Egipto, condenó el miércoles (28.09.2016) a 37 personas a cadena perpetua y a otras tres a 3 años de cárcel por su supuesta conexión con el grupo terrorista Estado Islámico (EI), informó la agencia oficial de noticias, MENA.

Según lo publicado por MENA, las fuerzas de seguridad egipcias habían recibido informaciones sobre un artesano que formó una célula en Zagazig para desestabilizar el país, producir terror a los ciudadanos, desplegar el caos y asesinar a los miembros del Ejército y de la Policía. Además, destaca que este supuesto terrorista estaba conectado con EI, reclutó a jóvenes para las filas de la organización, sacó pasaportes falsos para ellos, les ayudó a viajar a Siria para recibir formación sobre la guerra de guerrillas en las ciudades, así como a fabricar explosivos y recibir financiación del EI.

Muertes en prisión de alta seguridad

Human Rights Watch (HRW), por su parte, denunció que las autoridades de una prisión de alta seguridad en El Cairo, "someten regularmente a los detenidos a malos tratos que podrían haber contribuido a ciertas muertes".

En el informe "Estamos en tumbas: abusos en la prisión Escorpión de Egipto", publicado el miércoles, la ONG señaló que el personal de esta cárcel agrede a los detenidos y los aísla en celdas "disciplinarias" pequeñas. Además, prohíbe las visitas de las familias y los abogados e interfiere en los tratamientos médicos, según HRW.

"La prisión Escorpión (Al Aqrab, en árabe) se encuentra en el fondo del sistema represivo en Egipto, que pretende silenciar a los opositores políticos y arrebatarles toda esperanza", explicó el director adjunto de Oriente Medio y el Norte de África en HRW, Joe Stork. Entre mayo y octubre de 2015, al menos seis presos murieron en la cárcel, agregó la organización en un comunicado.

Al menos 41.000 personas han sido acusadas o encarceladas desde que Al Sisi llegó al poder, en julio de 2013, según estimaciones no oficiales de activistas o investigadores de los derechos humanos.

Escorpión, oficialmente conocida como Prisión de Máxima seguridad de Tora, fue construida en 1993 con el objetivo de recluir a "personas en prisión preventiva por casos de seguridad de Estado", según el decreto fundacional de la cárcel.

JC (EFE, dpa)

 

DW recomienda

Publicidad