EE.UU. y talibanes, a las puertas de un acuerdo de paz | El Mundo | DW | 01.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

EE.UU. y talibanes, a las puertas de un acuerdo de paz

Ambas partes aseguraron que, tras finalizar la novena ronda de negociaciones en Doha, la firma de un pacto está cada vez más cerca.

El enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad (foto principal), aseguró este sábado (31.08.2019) que las negociaciones de paz con los talibanes, que se llevan a cabo en la capital de Qatar, Doha, han avanzado lo suficiente como para decir que, tras 18 años de conflicto en Afganistán, se encuentran "a las puertas de un acuerdo”.

Al final de la novena ronda de negociaciones, en las que se busca un acuerdo según el cual los talibanes darán garantías de seguridad a cambio de una fuerte retirada de los 13.000 soldados estadounidenses en Afganistán, Khalilzad dijo que viajará a Kabul para "realizar consultas” antes las autoridades afganas. Si bien no detalló si ya existía un texto, conocedores del tema aseguraron a la prensa que el viaje a la capital afgana puede significar que los progresos son significativos.

Cualquier anuncio no tendrá lugar hasta que no sean informados el gobierno afgano y los principales socios, y el presidente estadounidense Donald Trump dé su luz verde. "A pesar de las especulaciones, aún no tenemos ningún anuncio para hacer”, dijo a la AFP un vocero del Departamento de Estado estadounidense en Washington. En tanto, el portavoz talibán en Doha, Suhail Shaheen, dijo que el acuerdo "está cerca de ser finalizado”, sin entregar más detalles.

Brutal ofensiva contra Kunduz

Sin embargo, la sangrienta ofensiva lanzada por los talibanes en Kunduz, donde han dejado al menos 80 muertos y 70 heridos, se tomó las negociaciones. "Hoy planteé el ataque de Kunduz en conversaciones, les he dicho a los talibanes que este tipo de violencia debe detenerse”, publicó en Twitter Khalilzad. En tanto, el gobierno afgano consideró que los talibanes "desafortunadamente no están interesados en la paz y su ataque es completamente contradictorio con lo que dicen en la negociación de Doha”, además de una muestra de "la clara hostilidad del grupo hacia los civiles”.

Washington desplegó tropas en Afganistán después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, llevados a cabo por la red yihadista Al Qaeda, que el antiguo régimen talibán acogía. Washington pretende poner fin a su participación militar, aunque Trump dijo el jueves pasado que Estados Unidos mantendría, de todos modos, al menos 8.600 soldados en territorio afgano.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda