EE.UU: Senado rechaza posponer reforma sanitaria de Obama | El Mundo | DW | 30.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU: Senado rechaza posponer reforma sanitaria de Obama

Mientras Estados Unidos sigue al borde de quedarse sin fondos, el Senado rechazó posponer la reforma sanitaria de Obama, conocida como "Obamacare", principal punto de discordia entre demócratas y republicanos.

El Senado estadounidense rechazó hoy (30.09.2013) un proyecto de ley de la Cámara de Representantes que podría haber evitado un cierre parcial del Gobierno, pero a la vez habría retrasado la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, lo cual no es aceptable para el mandatario ni los demócratas. La Cámara Alta rechazó la ley por 54 votos frente a 46, horas antes de que el Gobierno se quede sin dinero para operar si el Senado y la Cámara de Representantes no se ponen de acuerdo en una ley de presupuesto de corto plazo.

La Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, debe evaluar ahora si permite que el gobierno se quede sin fondos o le ofrece un plan alternativo que no incluya nuevos esfuerzos por minar el "Obamacare". Obama advirtió hoy al Congreso que, si no llega a un acuerdo sobre el presupuesto, podría poner en peligro a la economía del país. "No jugamos con esto", aseguró a la prensa después de un encuentro con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. "No podemos permitir que asuntos de política local sobre temas no relacionados con el presupuesto pongan en peligro no solo nuestra economía, sino la economía mundial", aseguró.

Una solución en el último minuto

El cierre del Gobierno sería el primero desde 1996 y comenzaría mañana martes 1 de octubre, el primer día del nuevo año fiscal, a menos que los legisladores encuentren una solución de último minuto en las sesiones de hoy. El más reciente capítulo del ya largo conflicto se produjo el viernes, cuando la mayoría republicana de la Cámara de Representantes añadió dos enmiendas al presupuesto que ya había sido aprobado por el Senado, de mayoría demócrata. La primera de ellas, aprobada por 231 votos a favor y 192 en contra, pide que se retrase un año la implementación de la reforma sanitaria propuesta por Obama. La segunda elimina un impuesto del 2,3 por ciento a fabricantes de aparatos médicos para recaudar fondos para financiar el sistema sanitario.

Tras el rechazo del Senado al proyecto con las enmiendas añadidas, la Cámara de Representantes podría volver a votar sobre la propuesta original de la cámara alta antes de la medianoche. Tanto la Casa Blanca como la mayoría demócrata del Senado habían advertido previamente que vetarán cualquier propuesta de presupuesto republicana que socave la reforma sanitaria. El Gobierno alertó de las consecuencias negativas que tendría el cierre sobre la economía del país. Debido a la falta de fondos, las autoridades tendrían que dar licencia a al menos 825.000 empleados de una fuerza laboral de más de dos millones y debería cerrar por ejemplo los parques nacionales. Se mantendrían servicios esenciales relativos a la seguridad nacional, correos, tráfico aéreo y la seguridad ciudadana. La parálisis en el Congreso también afecta las negociaciones por el techo de deuda. A mediados de octubre Estados Unidos llegará otra vez a su techo legal de endeudamiento, fijado en 16,7 billones de dólares (en torno al 100% del PIB), por lo que es urgente que se llegue a un acuerdo para elevarlo o de lo contrario el Estado entraría en cesación de pagos.

MS (dpa/Reuters)

Publicidad