EE.UU. ofrece recompensa por el paradero del líder del EI en Afganistán | El Mundo | DW | 07.02.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

EE.UU. ofrece recompensa por el paradero del líder del EI en Afganistán

Diez millones de dólares es el monto que entregará Washington por cualquier dato que los lleve al paradero de Ghafari.

El Gobierno de EE.UU. ofreció este lunes (07.02.2022) una recompensa de 10 millones de dólares por información que lleve a la "identificación o localización" del líder del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Afganistán, Sanaullah Ghafari, también conocido como Shahab al Muhajir.

El Departamento de Estado informó en un comunicado que concederá otra recompensa de 10 millones de dólares por datos que lleven al arresto o condena "en cualquier país" de los responsables del atentado del 26 de agosto pasado contra el aeropuerto de Kabul, donde murieron 13 soldados estadounidenses y 172 civiles afganos, mientras que otras 150 personas resultaron heridas. Ataque perpetrado por un terrorista suicida en una de las puertas de la instalación aeroportuaria mientras se desarrollaba la retirada de tropas y civiles estadounidenses.

"Ghafari es responsable de aprobar todas las operaciones de EI-K en todo Afganistán y de organizar los fondos para llevar a cabo las operaciones", dijo el Departamento de Estado en un comunicado al ofrecer las recompensas. Al tiempo que indicó que Ghafari fue designado en junio de 2020 comandante del grupo Estado Islámico de Khorasan (EI-K), como se denomina la rama afgana del grupo terrorista, y es acusado por EE.UU. de aprobar todas las operaciones del EI en el país centroasiático y de facilitar su financiación. 

El EI-K ha sido responsable de algunos de los ataques más mortíferos en la región en los últimos años, masacrando a civiles en Afganistán y Pakistán, en mezquitas, santuarios, plazas públicas y hospitales. El grupo se ha centrado especialmente en musulmanes de sectas que considera heréticas, incluidos los chiítas, al igual que el grupo EI original.

El EI-K fue duramente golpeado tanto por los talibanes como por las fuerzas lideradas por Estados Unidos y estaba perdiendo influencia, pero sus ataques se han intensificado desde que sus rivales islamistas tomaron el poder en agosto.

mn (efe, afp)

Estado Islámico ataca prisión en Siria y base militar en Irak

DW recomienda