EE. UU. ha separado de sus familias a casi 2.000 menores en la frontera | El Mundo | DW | 16.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. ha separado de sus familias a casi 2.000 menores en la frontera

Estados Unidos separó de sus familias a 1.995 menores inmigrantes en la frontera con México en un plazo de seis semanas.

Mientras arrecian las críticas, el Gobierno de Donald Trump reconoció este viernes (15.06.2018) que ha separado a al menos 2.000 niños de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México en el marco de lo que llama política de "tolerancia cero" con la inmigración ilegal y que es en realidad una maniobra paran desincentivar la llegada de indocumentados al país.

Entre el 19 de abril y el 31 de mayo, un total de 1.995 menores de 18 años fueron separados de los familiares adultos que les acompañaban, de acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) a los que tuvo acceso Efe.

Estos niños fueron separados de sus parientes por entrar ilegalmente al país, violaciones de las normas migratorias o posibles conductas criminales de los adultos. Los casi 2.000 niños y adolescentes fueron apartados de sus familiares, que alcanzan la cifra de 1.940 personas mayores de edad. Estos datos hacen referencia a quienes trataron de cruzar la frontera por puntos no autorizados, entre enclaves oficiales.

El DHS no precisó, sin embargo, un desglose por edad de los detenidos y de los menores separados. A estas cifras, se añadieron otros 35 menores separados en puntos de entrada legales entre el 1 de mayo y el 6 de junio, y otros 50 en marzo y abril, respectivamente.

Trump: "Es su ley"

La administración de Trump responsabiliza a los demócratas de una situación que está generando gran alarma en Estados Unidos y la utiliza para presionar al Congreso para que apruebe la reforma  migratoria restrictiva que persigue el mandatario. "Los demócratas forzaron esa ley en el país", dijo hoy Trump en una entrevista con Fox News. "Yo odio que se lleven a los niños. Los demócratas tienen que cambiar su ley. Es su ley", insistió.

Lo cierto es que no es la ley, sino el procedimiento al aplicarla, lo que conduce a que los menores sean separados de sus padres. Según la ley, los menores hallados en la frontera deben ser tratados como menores no acompañados si sus padres son detenidos y acusados de cargos criminales, y eso significa que los niños quedan bajo custodia del Gobierno hasta que se les asigna un tutor.

Cargos civiles, cargos criminales

Hasta ahora, a los indocumentados detenidos tras cruzar la frontera se les imputaban cargos civiles, pero el fiscal general del Estado, Jeff Sessions, dio orden de que al cien por ciento se les apliquen ahora cargos criminales, lo que lleva a que quiten a los niños a quien los tenga al enviarlos a un centro carcelario.

"Las personas que violan la ley de nuestra nación están sujetas a enjuiciamiento. Te citaría al apóstol Pablo y su mandato claro y sabio en Romanos 13 de obedecer las leyes del gobierno porque Dios las ha ordenado para que haya orden", dijo Sessions durante un discurso en el estado de Indiana (EE. UU.), según medios locales.

FEW (EFE, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda