EE. UU.: Biden no es Trump, pero eso no es suficiente | Política | DW | 21.08.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

EE. UU.: Biden no es Trump, pero eso no es suficiente

La convención demócrata de EE. UU. terminó con un apasionado discurso de Joe Biden. Pero este necesitará mucho más para ganarse a los votantes jóvenes y de izquierda, opina Carla Bleiker.

¡Qué alivio! El discurso de Joe Biden, el jueves por la noche (20.8.2020), que fue el punto cúlmine de la Convención Nacional Demócrata, y con el que aceptó oficialmente la candidatura presidencial, fue excelente. Biden no murmuró esta vez frases a medias que dieran vergüenza ajena, en las que el final parecía no tener nada que ver con el comienzo, hechos que la audiencia tuvo que presenciar durante algunos de los debates primarios demócratas.

En cambio, su discurso de aceptación fue un apasionado llamamiento en el que levantó la voz al hablar en contra del "coqueteo con dictadores" y, emocionado, cuando mencionó a su hijo mayor, Beau, quien falleció en 2015 de cáncer cerebral. "Aunque ya no está con nosotros, Beau me inspira todos los días", dijo Biden, con la voz algo resquebrajada.

Es decir, habló con emoción donde debía hacerlo, sin exagerar y con una estructura sintáctica coherente. Llamar a eso éxito, habría sido una broma hace solo un par de años, pero los estadounidenses ya han visto otras cosas muy diferentes de este candidato, y muchas veces las han visto también de su actual presidente, Donald Trump.

Carla Bleiker, corresponsal en Washington.

Carla Bleiker, corresponsal en Washington.

Biden sumó puntos con coronavirus

El objetivo principal de toda la convención del partido demócrata fue dejar claras las diferencias entre Biden y Trump. Innumerables personas usaron palabras como amabilidad, decoro y empatía cuando hablaron de Biden, términos que precisamente muy poca gente pensaría a la hora de describir a Donald Trump.

Biden no fue escrupuloso a la hora de criticar al presidente en ejercicio. El candidato demócrata se apuntó un tanto crucial cuando sentenció que Trump había fracasado en la crisis del coronavirus y que no parace haber mejoras a la vista. "Después de todo este tiempo, el presidente todavía no tiene un plan. ¡Bueno, yo tengo uno!", gritó Biden, antes de detallar la estrategia que implementará "desde el primer día" si es elegido. Eso incluye el desarrollo de pruebas rápidas, el aumento de la producción de equipos de protección personal, como las mascarillas, y la consulta a expertos en salud.

Una y otra vez durante estas últimas cuatro noches, los participantes de dicha convención difundieron el mensaje de que el presidente Trump era incompetente, peligroso y no tenía ni un ápice de sensibilidad en su cuerpo. Biden, por otro lado, tiene décadas de experiencia y puede hablar de manera personal con familias en duelo, desempleados o parientes en el Ejército. Sin embargo, el solo hecho de no ser Donald Trump no puede ser el único argumento para Biden.

Se busca con urgencia: votantes de izquierda

En su discurso, Biden demostró que al menos comprende parcialmente la importancia de sobresalir por su cuenta y establecer una amplia red de votantes. Prometió volver a unir el país, un tema que jugó un papel importante en el evento del partido. Un gran número de exvotantes republicanos confesaron por qué ahora apoyan a Joe Biden, el más famoso de ellos, sin duda, el exgobernador republicano de Ohio, John Kasich.

A pesar de todo, no está claro de qué modo Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris, tratan de convencer a los seguidores jóvenes y progresistas de su propio partido para que vayan a las urnas y voten por ellos. Hillary Clinton fracasó en las elecciones de hace cuatro años precisamente por este problema. Después de que tantos candidatos progresistas de izquierda obtuvieran excelentes resultados en las primarias demócratas, Biden y Harris deben ahora encontrar con rapidez una manera de ganarse a sus partidarios, porque solo así tendrían una oportunidad en noviembre.

(rmr/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 01:58

Kamala Harris acepta ser candidata a vicepresidenta de Estados Unidos

 

DW recomienda