EE. UU., al borde de la bancarrota | Economía | DW | 16.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

EE. UU., al borde de la bancarrota

Mientras los políticos estadounidenses tratan de llegar a un acuerdo para evitar caer en el impago, el nerviosismo por la reacción de los inversores a un desenlace negativo de la crisis va en aumento.

Después de un difícil día de negociaciones, asesores del Senado de Estados Unidos dijeron el martes (15.10.2013) que era probable que se llegara a un acuerdo para aumentar el límite de endeudamiento del Gobierno.

A pesar de eso, los detalles finales aún no estaban resueltos. Con los mercados cautelosos y a la espera del resultado final, el costo de asegurar la deuda de Estados Unidos por un año contra un impago alcanzó su nivel más alto en más de dos años.

Sin embargo, el solo esbozo de un acuerdo era suficiente para mantener a otras partes de los mercados financieros estables, con las caídas en el índice de acciones líderes de Europa, el Euro STOXX 50, limitadas a un 0,3 por ciento un día después de que el referencial alcanzó un máximo en dos años y medio.

El dólar se mantiene firme

El dólar también se mantenía firme frente a una canasta de monedas y los futuros de las acciones estadounidenses apuntaban a un inicio sólido en Wall Street más tarde,

cuando los legisladores comiencen el esfuerzo final para alcanzar un acuerdo.

Si Washington no llega a un acuerdo antes del jueves, el Gobierno estadounidense por ley ya no podrá aumentar la deuda nacional y tendrá que depender de los ingresos entrantes y de alrededor de 30.000 millones de dólares en efectivo para pagar muchas de las obligaciones del país.

Si ese dinero se agota rápidamente, como se espera, el país comenzaría a incumplir pagos en las próximas semanas. Además, si los inversores deciden que la deuda de Estados Unidos -usada como garantía para billones de dólares en transacciones financieras- ya no proporciona la seguridad adecuada, una crisis financiera mundial podría seguir al default estadounidense.

CP (dpa, rtr)