DW verifica: los argumentos de Putin para invadir Ucrania | El Mundo | DW | 25.02.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

DW verifica: los argumentos de Putin para invadir Ucrania

Mientras sus tropas atacan Ucrania, Vladimir Putin intenta justificar la invasión. Dice que Rusia tiene que “defenderse”, detener un “genocidio” y “desnazificar” Ucrania. Mucho de eso es falso.

Las tropas rusas entraron en Ucrania. Poco antes de la arremetida, el presidente Vladimir Putin se dirigió a su pueblo en un discurso televisado, en el que expuso sus motivos para atacar.Revisamos algunos de sus argumentos centrales.

¿Avanzaron las fuerzas de OTAN hasta las fronteras rusas?

Afirmación: Putin habló de la "expansión del bloque de la OTAN hacia el este y el acercamiento de su infraestructura a las fronteras de Rusia”. Dijo que la "OTAN se extendió cada vez más. La maquinaria de guerra está en movimiento y, repito, se acerca a nuestras fronteras”.

DW verifica: engañoso.

Es correcto que, desde el colapso de la Unión Soviética, se incorporaron 14 Estados de Europa del este a la OTAN. Cuatro de ellos limitan con Rusia. También a Ucrania se le abrió en 2008 una perspectiva de adhesión, pero desde entonces, el asunto se congeló y no figura en la agenda.

También es correcto que la OTAN ha tomado providencias logísticas en los países miembros del este europeo y ha preparado aeropuertos para un rápido refuerzo de las tropas. Pero lo llevó a cabo después de 2014, como reacción a la anexión rusa de Crimea, contraria al derecho internacional.

La alianza atlántica sigue respetando la Carta OTAN-Rusia de 1997. Esta prohíbe el estacionamiento permanente de tropas de combate mayores en territorio de los países incorporados. Como reacción al deterioro de las relaciones este-oeste, la OTAN comenzó en 2016 a rotar cuatro grupos de combate en los Estados bálticos y Polonia. Estas unidades, que cuentan en total con 5.000 soldados, son, sin embargo, demasiado pequeñas como para representar una amenaza para Rusia, que dispone de una cantidad estimada de 850.000 soldados en activo.

Al margen de la OTAN, algunos miembros de la alianza cooperan bilateralmente. Moscú vio con gran recelo el emplazamiento de sistemas antimisiles del tipo Aegis Ashore. En Rumania ya se llevó a cabo y en Polonia se prepara. Estos sistemas fueron desarrollados originalmente para buques de guerra. Pueden disparar misiles de crucero, que en poco tiempo podrían alcanzar Rusia, según explicó el excoronel alemán Wolfgang Richter en entrevista con DW. 

Infografik Karte Nato Osterweiterung ES

¿Tiene el ataque ruso un carácter defensivo?

Afirmación: "Simplemente no nos dejaron otra opción que defender a Rusia y a nuestro pueblo, que aquella a la que hoy debemos recurrir”, dijo Putin. "Las Repúblicas Populares del Donbás pidieron ayuda a Rusia. En este contexto, en consonancia con el capítulo 7, artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, (…) tomé la decisión de llevar a cabo una operación militar especial”.

DW verifica: incorrecto

No es correcto que Rusia tenga que "defenderse” de Ucrania ni que Moscú pueda remitirse a la Carta de la ONU. La afirmación se enmarca en una serie de acusaciones de Putin de que Ucrania realizaba operaciones militares ofensivas e incluso preparaba una guerra contra Rusia. De acuerdo con sus palabras, poco después de que Moscú reconoció la independencia de las autoproclamadas "repúblicas de Donetsk y Lugansk", estas pidieron ayuda y Rusia envió "tropas de paz”. De facto, sin embargo, esta es la continuación de una soterrada ocupación, que se inició en 2014. No hay prueba alguna de que Ucrania haya agredido a Rusia.

"El derecho a la defensa propia presupone un ataque de la otra parte. Eso no se ve en absoluto en el caso de Ucrania”, dice a DW Pia Fuhrhop, investigadora del Instituto de Política Internacional y Seguridad.

Ucranianos buscan refugio en una estación del metro.

Ucranianos buscan refugio en una estación del metro.

También la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), que desde hace años tiene una misión de observadores del conflicto en Ucrania, refuta claramente la versión de Putin de que la invasión estaría cubierta por el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas. Y el secretario general de la ONU, António Guterres, declaró ante la prensa: "Esta guerra no tiene sentido. Viola los principios de la Carta”. El artículo 51 consigna el derecho a "la autodefensa individual o colectiva” de un Estado en caso de ser blanco de un ataque armado. Algo que no ocurrió con Rusia. Por eso, el proceder de Rusia no está respaldado en absoluto por el artículo 51.

¿Hubo un "genocidio” en Ucrania?

Afirmación: Putin indicó que el objetivo de su "operación especial” es "proteger a la gente que, desde hace ocho años, es objeto de maltrato y genocidio”.

DW verifica: falso

El concepto de "genocidio” fue definido en una convención de la ONU de 1948 como el "crimen de exterminio premeditado, total o parcial, de un grupo nacional, étnico o religioso”. No hay informes de semejantes asesinatos masivos de civiles en Ucrania, pese a que todas las víctimas civiles del conflicto han sido documentadas rigurosamente por observadores internacionales desde 2014. La misión de la OSCE registra todos los muertos y heridos en sus reportes diarios. La gran mayoría de las víctimas murió en la primera fase del conflicto, entre 2014 y 2015. Desde 2016, el número de víctimas decreció sostenidamente.

¿Hay que "desnazificar" Ucrania?

Afirmación: Según Putin, para detener el supuesto "genocidio”, Rusia debe hacer esfuerzos tendientes a "la desmilitarización y desnazificación” de Ucrania.

DW verifica: falso

La declaración de Putin corresponde a una narrativa de propaganda, carente de toda base. Utiliza un término histórico, referido a la política aplicada por las potencias vencedoras después de la II Guerra Mundial, que estaba dirigida a liberar a Alemania de las influencias nacionalsocialistas. La comparación con Ucrania es falaz, dice a DW Andreas Umland, analista de Centro de Estudios de Europa del Este, de Estocolmo. Hace notar que "el presidente de Ucrania es un judío rusoparlante, que ganó claramente en las últimas elecciones ucranianas a un candidato no judío”.

También en Ucrania hay grupos de extrema derecha, pero son relativamente débiles en comparación con otros países europeos. A juicio de los expertos, estas agrupaciones tienen un papel marginal en la sociedad. En consecuencia, no hay motivos para una "desnazificación”.

(ers/ms)

DW recomienda