DW verifica: las mentiras de Putin sobre los ataques rusos en Ucrania | El Mundo | DW | 03.07.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Guerra en Ucrania

DW verifica: las mentiras de Putin sobre los ataques rusos en Ucrania

Miles de ucranianos han muerto hasta ahora en la guerra de Rusia. Sin embargo, Vladimir Putin afirma que sus soldados no atacan las infraestructuras civiles. Los hechos demuestran lo contrario.

Miles de ciudadanos de Ucrania son víctimas de los ataques.

Miles de ciudadanos de Ucrania son víctimas de los ataques.

Un misil vuela hacia un centro comercial en Kremenchuk: hay muertos y heridos, y el edificio queda destruido. Miles de ucranianos han muerto hasta ahora en la guerra de agresión de Rusia. Cada día nos encontramos con nuevas imágenes de la destrucción y el sufrimiento del pueblo de Ucrania. Sin embargo, el Gobierno ruso, encabezado por Vladimir Putin, sigue afirmando: "El Ejército ruso no ataca infraestructuras civiles". Pero los periodistas, las oenegés y las organizaciones políticas demuestran lo contrario.  

"Vemos un claro patrón de violaciones del derecho internacional humanitario aquí, que se supone que protege a los civiles", dice Wolfgang Benedek, que investigó las violaciones del derecho internacional en Ucrania en nombre de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en una entrevista con DW. 

El jefe de la comisión de expertos sobre violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos en el territorio de Ucrania explica que Rusia no tiene en cuenta el derecho internacional humanitario, o no lo tiene suficientemente en cuenta. La aseveración que Rusia no ataca infraestructuras civiles es una "mentira absoluta". 

Vista aérea de los equipos de rescate realizando operaciones tras los ataques con misiles rusos en los que han muerto al menos 17 personas y 31 han resultado heridas en el distrito de Serhiivka de Odessa (Ucrania).

Vista aérea de los equipos de rescate realizando operaciones tras los ataques con misiles rusos en los que han muerto al menos 17 personas y 31 han resultado heridas en el distrito de Serhiivka de Odessa (Ucrania).

Casos concretos demuestran los ataques rusos a objetivos civiles 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha documentado 4.731 muertes y 5.900 bajas civiles en Ucrania desde el 24 de febrero (hasta el 27 de junio), pero considera que las cifras son aún mayores. El colectivo de investigación internacional Bellingcat también documenta con detalle en un mapa los ataques a infraestructuras civiles desde el inicio de la guerra en Ucrania.  

"Hemos visto un gran número de infraestructuras civiles destruidas y civiles heridos, asesinados", dice Nick Water, jefe de justicia y responsabilidad de Bellingcat, en una entrevista con DW. Sin embargo, no publican en el mapa qué parte beligerante es específicamente responsable de los ataques, para no hacerse vulnerables. Una de las principales razones por las que Bellingcat publica el mapa es proporcionar información sólida para que los responsables rindan cuentas en el futuro.

Sin embargo, hay casos concretos en los que las organizaciones y los periodistas aportan datos que demuestran que Rusia es responsable de los ataques a las infraestructuras civiles. DW ha escogido seis ejemplos que ya han sido bien documentados e investigados.  

Ataque a un centro comercial en Kremenchuk (27 de junio) 

Misiles rusos alcanzaron un centro comercial con más de 1.000 visitantes en la ciudad de Kremenchuk el 27 de junio, según fuentes ucranianas. Al menos once personas murieron y más de 50 resultaron heridas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso confirmó el ataque, pero afirmó en su página web que los soldados rusos "bombardearon un hangar con armas y municiones que habían llegado de Estados Unidos y Europa". Esta munición había incendiado el centro comercial cercano. Pero Rusia no aporta ninguna prueba de ello.

Este vídeo de una cámara de vigilancia muestra el ataque aéreo al centro comercial de Kremenchuk.

Este vídeo de una cámara de vigilancia muestra el ataque aéreo al centro comercial de Kremenchuk.

Un vídeo de una cámara de vigilancia (archivado aquí) publicado por el presidente ucraniano Volodimir Zelenski muestra el ataque. Muestra cómo el misil impactó directamente o inmediatamente en el centro comercial, es decir, que no, como afirma Rusia, se impactó primero en un edificio de la fábrica y luego se destruyó el centro comercial al rociar el fuego.  

Los servicios de inteligencia británicos escribieron en Twitter que existe la posibilidad de que el centro comercial haya sido alcanzado por error y que el ataque aéreo tuviera como objetivo alcanzar otra cosa cercana. Las investigaciones de Bellingcat muestran que las fábricas de los alrededores también fueron atacadas, pero el centro comercial también fue atacado. La Deutsche Presse-Agentur (dpa) también publicó una detallada comprobación de los hechos al respecto.

Ataque a la estación de tren de Kramatorsk (8 de abril) 

En la mañana del 8 de abril se produjo un ataque con cohetes contra la estación de tren de la ciudad de Kramatorsk, en el este de Ucrania. Según el alcalde de la ciudad, Olexandr Honcharenko, en ese momento había unas 4.000 personas.

Unos 15 minutos después del ataque, los periodistas del Washington Post llegaron a la estación. Informaron de al menos 20 muertos, incluidos niños. Según el gobernador de la región, Pavlo Kyrylenko, hubo al menos 50 víctimas mortales y un centenar de heridos.

Esta mujer necesitó tratamiento médico tras el ataque en Kramatorsk.

Esta mujer necesitó tratamiento médico tras el ataque en Kramatorsk.

En el lugar de los hechos se encontró un misil Tochka-U frente al edificio de la estación. Rusia niega haber utilizado misiles de este tipo. Sin embargo, las investigaciones de Bellingcat sugieren que los misiles Tochka-U bien podrían haber sido utilizados por unidades rusas en Ucrania. Amnistía Internacional también informa de que este tipo de misil fue utilizado por Rusia en Ucrania.  

El Ministerio de Defensa británico cree que es posible que el ataque no alcanzara un objetivo militar debido al impreciso control de las armas.

Masacre en Bucha (finales de marzo/principios de abril) 

Las imágenes de Bucha, una ciudad cercana a Kiev, dieron la vuelta al mundo a principios de abril. Cientos de cadáveres yacen en las calles después de que los soldados rusos abandonaran la ciudad a finales de marzo. Los habitantes habían sido asesinados y en parte maltratados por los soldados rusos, dijo la parte ucraniana.

Y Rusia volvió a contraatacar directamente: en Twitter, el Ministerio de Asuntos Exteriores escribió: todo es mentira. "Todas las fotos y vídeos publicados por el régimen de Kiev en Bucha son una provocación más". No obstante, como ya investigó el equipo de comprobación de hechos de DW en marzo, la afirmación rusa no es cierta.

Según una investigación del New York Times, las imágenes por satélite de la empresa estadounidense Maxar muestran que los cadáveres llevaban tirados en la calle Yablunska de Bucha desde el 19 de marzo, en algunos casos incluso desde el 11 de marzo. Estas imágenes contradicen claramente la versión rusa de que los cadáveres solo aparecieron tras la retirada de las tropas rusas el 30 de marzo.  

Un investigador de un equipo forense internacional lleva un chaleco con la etiqueta Fiscal de Crímenes de Guerra y comienza a recoger pruebas de crímenes de guerra junto a los cadáveres de una fosa común situada detrás de la iglesia de San Andrés.

Un investigador de un equipo forense internacional lleva un chaleco con la etiqueta "Fiscal de Crímenes de Guerra" y comienza a recoger pruebas de crímenes de guerra junto a los cadáveres de una fosa común situada detrás de la iglesia de San Andrés.

La investigación del diario alemán Der Spiegel aporta más pruebas de que fueron los soldados rusos quienes asesinaron a los civiles en Bucha. Como informó la revista de noticias, el servicio secreto alemán BND interceptó y grabó el tráfico de radio de los presuntos autores de Bucha. Según el informe, los soldados rusos intercambiaron información sobre el asesinato de civiles por radio. Según el análisis del BND, la brutal acción no fue un caso aislado, sino que forma parte de la estrategia del Ejército de Putin.

En la entrevista de DW, el alcalde de Bucha también describió la despiadada acción rusa contra la población civil. Alrededor del 90 % de los civiles muertos tenían heridas de bala, según Anatoly Fedoruk. Rusia sigue negando toda responsabilidad en las atrocidades de Bucha.

Ataque al teatro de Mariúpol (16 de marzo) 

El teatro de la ciudad de Mariúpol fue alcanzado y destruido por al menos una bomba en la mañana del 16 de marzo. Una investigación de la agencia de noticias AP estima que al menos 600 personas murieron en el ataque.  El informe de Amnistía Internacional cita un número menor de muertos, pero identifica el bombardeo como un "crimen de guerra ruso".

Numerosos civiles se habían refugiado en el teatro de la entonces asediada ciudad.  

La Comisión de Expertos de la OSCE también llega a la conclusión de que "la amplia destrucción (...) del teatro de Mariúpol, marcado a ambos lados con la inscripción "niños", en el que perdieron la vida cientos de personas que buscaban protección, podría muy bien atribuirse a los bombardeos rusos". Por otra parte, según la evaluación de las fuentes disponibles, no hay pruebas de destrucción por parte del regimiento ucraniano Asov, como afirma la parte rusa.

Ataque a una clínica de maternidad en Mariúpol (9 de marzo) 

A principios de marzo, varios medios de comunicación informaron de que Rusia había bombardeado una clínica de maternidad en Mariúpol. En una entrevista con la BBC, al día siguiente del ataque, el alcalde, Sergei Orlov, informó de que había al menos tres muertos, entre ellos un niño, y al menos 17 heridos, principalmente mujeres embarazadas y médicos.  

Rusia negó el ataque, incluso la embajada rusa del Reino Unido escribió en Twitter que el hospital no había estado en funcionamiento en absoluto y que, en cambio, había sido utilizado con fines militares. Esto es falso. El tuit ha sido borrado desde entonces, pero aún la versión archivada puede verse.

Esta imagen dio la vuelta al mundo tras el ataque a la maternidad de Mariúpol. 

Esta imagen dio la vuelta al mundo tras el ataque a la maternidad de Mariúpol. 

Hay pruebas del ataque a la clínica de maternidad. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que había verificado y documentado el ataque al hospital y confirmó que estaba en funcionamiento durante el ataque aéreo.   

Los periodistas de la agencia de noticias Associated Press (AP) también documentaron las consecuencias del ataque en una película inmediatamente después. Entre otras cosas, se puede ver a mujeres embarazadas heridas siendo sacadas del hospital destruido en camillas. Las fotos de las consecuencias del bombardeo también fueron publicadas por AP y dpa, por ejemplo.

Una bomba de racimo cae en un jardín de infancia en Ojtirka (25 de febrero) 

Justo un día después de que comenzara la invasión rusa de Ucrania, una guardería de la ciudad de Ojtirka fue alcanzada por bombas de racimo. Al parecer, tres personas, entre ellas un niño, murieron en el ataque. Una investigación de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional informó del impacto de un cohete Uragan de 220 mm cerca del jardín de infancia. Una imagen de un dron muestra el edificio después del ataque.

Una revisión de las fuentes públicas de Bellingcat sobre el ataque concluye que las tropas rusas estaban en Okhtyrka y sus alrededores en el momento del ataque y es muy probable que el ataque se haya originado en estas tropas.  

(few/ee)

DW recomienda