Duros choques entre manifestantes y policías en Hong Kong | El Mundo | DW | 17.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Duros choques entre manifestantes y policías en Hong Kong

Las fuerzas de seguridad amenazaron con usar munición real si se sienten amenazadas. Cientos de estudiantes están rodeados dentro de una universidad.

Los enfrentamientos entre manifestantes y policías han aumentado su grado de violencia en Hong Kong, y muchos temen que haya un baño de sangre. Este lunes (18.11.2019) cientos de estudiantes fueron rodeados por agentes de seguridad dentro de la Universidad Politécnica de Hong Kong, donde carros hidrantes y vehículos blindados participan en una verdadera batalla campal. En hora de la madrugada, la policía logró ingresar al recinto, donde siguieron las escaramuzas.

Los manifestantes prodemocracia aseguraron que no se van a rendir y han enfrentado a las fuerzas de seguridad con bombas incendiarias y ladrillos lanzados con catapultas caseras. Incluso un agente resultó herido con una flecha en una pantorrilla. Poco después, la policía amenazó con usar munición real si los "alborotadores” usan armas letales.

Los activistas bloquearon una de las mayores autopistas de la ciudad, y la han defendido tenazmente. La policía los rodeó, por lo que miles de vecinos y estudiantes se reunieron en distintos distritos de la ciudad para intentar sobrepasar la barrera policial y rescatar a los jóvenes atrapados. "Si resistimos hasta el amanecer, llegarán más estudiantes”, dijo uno de ellos a la agencia Reuters.

Químicos y quemaduras

Muchos jóvenes denunciaron que los chorros de agua lanzados por la policía contienen algún químico, que ha provocado quemaduras a muchos de ellos. Se ha verificado también que las fuerzas de seguridad usan tinta azul en el agua, para identificar mejor a los estudiantes. "Estamos atrapados, por eso vamos a luchar hasta el final. Si no luchamos, Hong Kong desaparecerá", dijo Ah Lung, un manifestante de 19 años.

La violencia de los enfrentamientos ha hecho temer lo peor. Según testigos, militares chinos estacionados en una base cercana a la universidad monitoreaban los acontecimientos a través de binoculares. Otros han sido vistos ayudando a limpiar los destrozos, lo que ha generado polémica, dado el status de autonomía que goza Hong Kong.

La policía aseguró que los jóvenes están cada vez más cerca del "terrorismo" y que han construido una "fábrica de armamento" en la citada universidad: hoy pudo verse a estudiantes fabricando cócteles molotov dentro del centro y lanzándolos desde las azoteas. También lanzaron flechas, paraguas, bolas de metal y ladrillos contra los agentes, aseguró la Policía en un comunicado.

DZC (EFE, Reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda