1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

Duelo y júbilo tras la muerte de Raisi en Irán

Shabnam von Hein
21 de mayo de 2024

La muerte repentina del presidente iraní Raisi divide a Irán. Tras su fallecimiento, se anunciaron cinco días de duelo, pero muchos iraníes no están tristes.

https://p.dw.com/p/4g7LV
Una mujer lee un periódico que informa en primera página sobre el accidente del helicóptero en el que viajaba el presidente de Irán, Ebrahim Raisi.
Luego de la sorpresiva muerte de Ebrahim Raisi, la población iraní está dividida.Imagen: ATTA KENARE/AFP/Getty Images

Ya comenzaron las ceremonias fúnebres por las víctimas del accidente de helicóptero en Irán el fin de semana pasado, entre las que se cuentan el presidente Ebrahim Raisi y el ministro de Exteriores, Hussein Amirabdollahian. El líder religioso iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ordenó cinco días de duelo.

"Preferiría viajar con mis amigas en el auto hacia el mar Caspio, pero hoy no es feriado”, lamenta una joven desde Teherán en entrevista con DW. "Hoy tengo que trabajar. Solo el día de mañana fue anunciado oficialmente como feriado. Tal vez porque la ceremonia fúnebre se lleva a cabo en Teherán”. Pero subraya que no iría de ningún modo a esa ceremonia, y añade: "No era mi presidente, yo no lo elegí. Hace tiempo que no voy más a votar porque no creo que mi voto cuente o cambie algo”.

Un presidente sin mayoría

Ebrahim Raisi, que era presidente de Irán desde agosto de 2021, salió triunfante de unas elecciones que tuvieron la menor participación en la historia de la República Islámica, cerca del 48 por ciento. Raisi obtuvo apenas el 62 por ciento de los votos, sobre todo de círculos conservadores-religiosos de la población. Luego de su sorpresiva muerte, la población iraní está dividida.

Medios estatales publicaron el martes (21.05.2024), al inicio de la ceremonia fúnebre en la metrópoli noroccidental de Tabriz, imágenes de miles de dolientes. Tabriz es la capital de la provincia de Azerbaiyán Oriental, donde el domingo se estrelló el helicóptero. Videos de agencias de noticias iraníes muestran masas de personas bajo un cielo nublado y un camión con varios ataúdes decorado con flores, que circula lentamente por las calles. La gente trata de tocar los ataúdes al paso del vehículo.

Multitud de personas junto a las fotos del fallecido presidente iraní.
Ceremonia fúnebre para el fallecido presidente de Irán, Ebrahim Raisi, en la ciudad de Tabriz. (21.05.2024).Imagen: Fatemeh Bahrami/Anadolu/picture alliance

En las redes sociales, sin embargo, reina otro ambiente. Sobre todo en X (antes Twitter), muchos celebran la muerte del presidente Raisi. Allí se ven imágenes y videos de personas bailando que se alegran de su fallecimiento. 

Saeed Afkari, el hermano del luchador iraní Navid Afkari, ejecutado en septiembre de 2020, escribe en su cuenta: "Nunca había visto a mi madre tan feliz en todos estos años".

Raisi, que antes de su mandato como presidente fue responsable de numerosas ejecuciones en Irán como jefe del Poder Judicial y, anteriormente, como fiscal adjunto del Tribunal Revolucionario y miembro de la "Comisión de la Muerte", desempeñó un papel crucial en la sangrienta represión de las repetidas protestas en todo el país tras la muerte de Jina Mahsa Amini en custodia policial, en septiembre de 2022.

Casi sin esperanza de justicia

"Justo sería que Raisi hubiera sido declarado responsable de sus crímenes en un juicio justo ante un tribunal internacional. Pero eso no habría sido posible en un futuro próximo. Por eso muchos iraníes están contentos de que haya muerto así", afirma el sociólogo Mehrdad Darvishpour, profesor de la Universidad de Mälardalen, en Suecia, respondiendo a una consulta de DW.

Y agrega: "Su muerte, en la que, tras horas de esfuerzos infructuosos para encontrar al presidente desaparecido, las autoridades pidieron ayuda a Estados Unidos, Europa y Turquía, encontrando al final el lugar del accidente y los cadáveres gracias a un dron de reconocimiento turco, explica la alegría de muchos iraníes. Especialmente porque Raisi no sólo era una de las figuras más criminales de este régimen, sino también uno de los principales candidatos posibles a sucesor del liderazgo después de la muerte de Jamenei”.

Los féretros del presidente Raisi y de las otras víctimas serán trasladados hoy a Qom, bastión religioso y ciudad de peregrinación, y llegarán a la capital, Teherán, probablemente en la noche local. Está previsto que Raisi sea enterrado el jueves (23.05.2024) en el centro chiíta de su ciudad natal de Mashhad, el santuario del imam Reza.

(cp/ms)