Donald Trump y su plan para Venezuela: sacar a Maduro y obtener rédito electoral | Venezuela en DW | DW | 01.04.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Venezuela

Donald Trump y su plan para Venezuela: sacar a Maduro y obtener rédito electoral

Tras el anuncio de una millonaria recompensa por la entrega de Maduro, EE.UU. presentó un “Marco de Transición Democrática” para Venezuela. Analizamos con expertos su contexto y su viabilidad.

El coronavirus no hace amainar la ofensiva de Estados Unidos contra el régimen venezolano. Tras el anuncio de una espectacular recompensa por la entrega de Maduro, Cabello y otras figuras clave del Gobierno venezolano, Mike Pompeo presentó oficialmente el martes (31.03.2020) un "Marco de Transición Democrática” para Venezuela.

Elliot Abrams, enviado especial de Estados Unidos para la crisis en Venezuela, argumentó en una columna de opinión publicada en The Wall Street Journal que el plan está destinado a reconducir Venezuela hacia la senda democrática, ahora que la pandemia y la caída de los precios del petróleo han profundizado la crisis de aquel país. La propuesta contempla la retirada de las sanciones a Venezuela a cambio de que tanto Maduro como Guaidó cedan el paso a un gobierno de transición encabezado por un Consejo de Estado para organizar nuevos comicios presidenciales y legislativos dentro de 6 a 12 meses.

Pero, a su vez, Estados Unidos tiene motivos más que suficientes para centrarse en sus propios asuntos: se acaba de convertir en nuevo epicentro de la pandemia y 2020 es año electoral. ¿Cómo interpretar el momento de presentación del "Marco de Transición Democrática”? "Es sorprendente, dadas las recientes acusaciones dictadas contra Maduro y su círculo cercano, que no parecen estar en sintonía con ese marco transicional", advierte Michael Camilleri, experto del think tank The Dialogue, con sede en Washington. Camilleri considera que ambas acciones podrían en parte explicarse, "indudablemente como estrategia electoral, sobre todo si pensamos en un estado crucial, como el de Florida". 

¿Un plan viable?

El Gobierno de Trump, que en principio no parecía querer involucrarse en política exterior, ha tenido un mandato movido en ese sentido, con la presentación de un plan de paz para Cercano Oriente, el cierre de un acuerdo de paz con los talibanes de Afganistán, las disputas comerciales con China y la ofensiva contra el régimen de Maduro.

Pero ¿qué tan viable es la propuesta para Venezuela? El politólogo venezolano Miguel Ángel Martínez Meucci, profesor de la Universidad Austral de Chile y experto en conflictos políticos y procesos de pacificación, tiene sus dudas con respecto a dos puntos del plan: "Por una parte, no sé si la propuesta atiende a las particularidades de la Venezuela actual, que son muchas. Muy pocas transiciones se han dado en un contexto como el que actualmente caracteriza a este país, marcado por una grave crisis humanitaria, profunda participación del crimen organizado, servicios públicos colapsados y virtual inexistencia de soberanía nacional, dada la ausencia de autoridades legítimamente electas y la fuerte influencia de poderes extranjeros”, analiza el experto para Deutsche Welle.

"Por otro lado, no estoy seguro de que los destinatarios de la propuesta estén claramente identificados o de que haya contactos previos con la mayor parte de ellos”, prosigue Martínez Meucci. El experto venezolano se refiere a "un segundo nivel de funcionarios que puedan comprometerse con la hoja de ruta trazada”, a los que en realidad estaría dirigida la propuesta estadounidense, y no a Maduro y su círculo cercano.

La columna de opinión de Elliot Abrams en TWSJ refrenda su teoría. Abrams alude directamente a los militares venezolanos, "que jugarán un papel esencial para lograr un cambio pacífico para Venezuela y configurar su futuro político”. Para Martínez Meucci, el plan presentado prosigue la estrategia estadounidense de incidir en los incentivos a ciertos sectores para lograr "la fractura de la lealtad de la institución militar a Maduro y la apertura de una ruta concertada y electoral”.

Ficha policial del profugo presidente Nicolás Maduro

Ficha policial del "profugo" presidente Nicolás Maduro

Reacciones en Venezuela y en el mundo

Desde Caracas, Guaidó respaldó la propuesta estadounidense, similar a una planteada por la oposición en fallidas conversaciones mediadas por Noruega en septiembre. El Gobierno de Maduro, por su parte, rechazó de plano un "gobierno de transición inconstitucional". Como era previsible, Cuba rechazó el plan estadounidense por medio de un mensaje en Twitter de su canciller, Bruno Rodríguez: "Cuba rechaza el nuevo plan de Pompeo para Venezuela, que solo confirma la pretensión neocolonial de EEUU en línea con la Doctrina Monroe” y agregó que el planteamiento "constituye una amenaza para la paz y seguridad de nuestro hemisferio. Las sanciones deben levantarse sin condicionamiento alguno”.

Tras el anuncio del "Marco de Transición Democrática” para Venezuela, la OEA publicó un comunicado de apoyo al plan estadounidense, calificándolo de "propuesta válida de solución para salir de la dictadura usurpadora y recobrar la democracia en el país". Colombia, a quien la vecindad con una Venezuela en crisis y en plena expansión de la pandemia puede suponerle mayores tensiones, apoyó también sin reparos el anuncio: "La iniciativa presentada (...) está en línea con las propuestas y planteamientos realizados en el marco del Grupo de Lima a lo largo del último año sobre la urgencia de avanzar hacia una solución política, pacífica y liderada por los propios venezolanos", dijo la Cancillería colombiana en un comunicado.

Por su parte, el ministerio de Exteriores alemán dijo a DW que la iniciativa de EE.UU. "es un paso posible para impulsar el debate sobre el camino adecuado para lograr una solución pacífica negociada. La propuesta alude expresamente a elementos del proceso de Oslo, que consideramos el instrumento más adecuado para encontrar una salida a la crisis. El Gobierno alemán apoya especialmente la propuesta de un gobierno de transición paritario para preparar elecciones presidenciales y parlamentarias”. Mientras, la UE se comprometió a "estudiar cuidadosamente" la propuesta estadounidense en los próximos días, según dijo la vocera de la diplomacia europea, Virginie Battu.

Las reacciones al Marco de Transición Democrática vuelven a poner de manifiesto la división internacional en dos bloques según su apoyo o rechazo al Gobierno venezolano. "En el actual contexto internacional, veo difícil un acuerdo entre ambos bloques”, dice el politólogo Martínez Meucci. Por su parte, Michael Camilleri advierte desde Washington: "De aquí a noviembre veremos más presión de Estados Unidos contra el régimen de Maduro. Pero concluye que con las duras sanciones y acusaciones que ya ha recibido, "las opciones estadounidenses se reducen cada vez más”.

(jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda