Documentos revelan existencia de campos de detención de uigures en China | El Mundo | DW | 25.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Documentos revelan existencia de campos de detención de uigures en China

Los centros son denominados “centros de formación profesional” por parte del gobierno chino que ha catalogado la información divulgada como falsa.

La semana pasada, New York Times publicó un documento donde se mostraba la orden dada por el presidente chino, Xi Jinping, de que se actuara "absolutamente sin piedad" contra el separatismo y extremismo después que ocurriera un ataque militante uigur en una estación de tren. Ahora, se han divulgado documentos que muestran cómo China controla hasta los cortes de pelo en los campos de detención de la región de Xinjiang, donde la población es de mayoría musulmana.

Los documentos, obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y publicados por 17 medios internacionales, muestran los estrictos protocolos que rigen la vida en la red de campos de internamiento en la región del oeste de China, que según grupos de derechos humanos y expertos externos, albergan a más de un millón de musulmanes, la gran mayoría uigures.

Beijing ha rechazado estas acusaciones desde que salió a la luz el informe elaborado por New York Times. Es más, en la capital china hablan de "centros de formación profesional" destinados a luchar contra la radicalización islamista, en reacción a una serie de atentados sangrientos atribuidos en los últimos años a militantes uigures.

Dentro de los últimos datos revelados, se filtró una lista de pautas aprobadas por el jefe de seguridad de Xinjiang en 2017 para administrar los campos de detención, junto con informes de inteligencia que muestran cómo la policía usa la inteligencia artificial y la recopilación de datos de las personas sujetas a internamiento. Por ejemplo, se refieren a los detenidos como "estudiantes" que deben "graduarse" en los campos de detenidos, donde entre otras cosas se les prohíbe tener teléfonos celulares y deben permanecer detenidos durante al menos un año, aunque eso no siempre se hace cumplir, según una traducción al inglés del memo publicado por ICIJ.

Por su parte, la embajada china en Londres rechazó los documentos, en declaraciones al periódico británico The Guardian, uno de los medios que también se hizo eco de la información. En el medio británico, la embajada china aseguró que se trataba de noticias falsas. "No existen tales documentos u órdenes para los llamados 'campos de detención'. Los centros de educación y formación profesional se han establecido para la prevención del terrorismo", se lee en el comunicado.

mn (afp, ap)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

Ver el video 12:04

El reportero - Encerrados y vejados: Musulmanes en China

Audios y videos sobre el tema