Djokovic gana Roland Garros tras derrotar a Andy Murray | Deportes | DW | 05.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Djokovic gana Roland Garros tras derrotar a Andy Murray

El tenista serbio superó al escocés por 3-6, 6-1, 6-2 y 6-4, entrando a la historia grande del deporte blanco al sumar los cuatro grandes en su palmarés.

Le costó. Partió perdiendo. Pero los grandes están hechos de un material especial, que les permite superar las adversidades allí donde los otros prefieren rendirse. El tenista serbio Novak Djokovic tiene esa madera distinta, y lo demostró este domingo (05.06.2016) cuando dio vuelta un partido adverso y derrotó por parciales de 3-6, 6-1, 6-2 y 6-4 al escocés Andy Murray, obteniendo así el título del Abierto de Francia.

El triunfo en París permite a Djokovic, que es entrenado por el alemán Boris Becker, ingresar a la historia grande del tenis al obtener los cuatro grand slams, algo que antes de él solamente habían logrado Fred Perry, Budge, Laver, Roy Emerson, Andre Agassi, Roger Federer y Rafael Nadal. Asimismo, el serbio sumó su duodécimo triunfo en un Grand Slam, con lo que iguala con el australiano Roy Emerson, y se queda a dos del español Rafael Nadal y del estadounidense Pete Sampras, y a cinco del suizo Roger Federer.

El número uno del mundo se recuperó de un comienzo nervioso para imponer su ritmo en la cancha Philippe Chatrier. “Es un momento muy especial, posiblemente el mayor momento de mi carrera", dijo el serbio de 29 años, quien ahora tiene un registro de cinco victorias y dos derrotas frente a Murray en finales de Grand Slam. “He sentido algo que no había sentido en mi vida. Por eso he dibujado un corazón. Lo hice como Guga (Kuerten). Él me dio su permiso”, agregó aún sobre la cancha central de Roland Garros.

Volvió el sol

El número uno del mundo se ha impuesto en los últimos cuatro grandes, con lo que completa así el “Grand Slam” en dos años consecutivos, y está ahora en disposición de ganar los cuatro en la misma temporada, algo que no sucede desde que Rod Laver lo hiciera en 1969. El sol, que se había ocultado durante toda la quincena, una de las más perturbadas por la lluvia de la historia, apareció tímido en el cielo cuando el serbio cerró el partido.

El serbio ha necesitado de 12 participaciones en Roland Garros, jugar cuatro finales, otras tantas semifinales y dos cuartos, para poder besar la Copa de los Mosqueteros, el torneo más ansiado del número uno del mundo, que había perdido dos finales contra Nadal y la del año pasado frente al suizo Stan Wawrinka. Una espera que le han convertido en el tenista que ha acabado ganando en París tras haber acumulado más participaciones.

DZC (dpa, EFE, Reuters)


DW recomienda

Publicidad