Disturbios en Chemnitz: ¿nada que hacer contra las noticias falsas? | Alemania | DW | 28.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Disturbios en Chemnitz: ¿nada que hacer contra las noticias falsas?

En Chemnitz, las noticias falsas en la red han desatado disturbios. Los eventos en Sajonia son un ejemplo de lo que pueden hacer las mentiras en Internet.

Desde hace nueve años, Torsten Kleditzsch es jefe de redacción de Prensa Libre en Chemnitz, el más grande periódico de Sajonia, pero los últimos días se cuentan para sus periodistas, sin duda, entre los más duros. Tras registrarse una muerte durante las fiestas de la ciudad, circularon en la red rumores sobre un intento de violación y un segundo muerto. Kleditzsch y sus colegas intentan desesperadamente refutar estas noticias falsas. Al final, sin éxito: "En este caso nos han desbordado, incluso el buen trabajo periodístico tiene sus límites cuando se trata de desmentir un rumor que ya está difundido por el mundo".

Desbordado significa que al día siguiente grupos de extrema derecha protagonizan disturbios en Chemnitz, son atacados los extranjeros y se lanzan botellas a la Policía. Berlín condena enérgicamente los acontecimientos. Se producen más manifestaciones. Y periodistas como Kleditzsch se dan cuenta de que están perdiendo frente a lectores y usuarios la batalla contra las noticias falsas a pesar, o quizá precisamente debido a, la observancia de todos los estándares periodísticos. "Hicimos el trabajo periodístico clásico, contactamos a nuestras fuentes -la Policía, las autoridades investigadoras, la ciudad, los organizadores de las fiestas- y salimos a la calle para ver por nosotros mismos lo que está sucediendo".

Fake News

"La respuesta correcta de los periodistas solo puede ser hacer bien su trabajo", dice Torsten Kleditzsch del diario "Freie Presse".

Cuando se trata de 'fake news' ('noticias falsas' en inglés), es un poco como el cuento clásico del conejo y el erizo. La información incorrecta siempre está ahí. Y, para algunos usuarios, los medios ya han perdido la carrera. Además, como periodistas vamos a tientas: "Si desmientes un rumor con hechos, automáticamente difundes más el rumor y lo que queda, al final, no es solo la negación, sino el rumor", explica Torsten Kleditzsch.

¿Buscar y eliminar noticias falsas?

El investigador de los medios Stephan Weichert está muy familiarizado con estas teorías. El profesor de Periodismo y Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Macromedia en Hamburgo tiene una opinión clara: "La información falsa debe ser etiquetada como 'fake news' y esta es la tarea del periodismo, simplemente porque no hemos encontrado una solución adecuada en el tratamiento de este tipo de noticias". Pero esto no es suficiente. "Las noticias falsas no solo deben etiquetarse, sino también eliminarse de plataformas como Facebook, y los usuarios que difunden la desinformación deben ser procesados".

Stephan Weichert Professor für Journalistik

Stephan Weichert: "Las noticias falsas deberían ser borradas".

La presión que se da entre los periodistas para publicar sus historias lo antes posible no es, según Weichert, nada nuevo: "También los reporteros de radio o televisión de hace treinta años querían lograr la exclusividad". Sin embargo, sigue siendo válido el mismo principio: "La calidad periodística y el trabajo profesional llevan su tiempo, como lo necesita un artesano para alicatar un baño". Los periodistas no deberían ceder ante el reflejo de transmitir información lo más rápido posible. Porque puede desarrollar su propia dinámica, con consecuencias y riesgos incalculables: "Se puede poner a la gente en riesgo o hacer que se vean afectadas las investigaciones de las autoridades".

La exactitud choca con la rapidez

Los eventos en Chemnitz son para Weichert un ejemplo aterrador de lo que sucede cuando se dan por hecho simples conjeturas y se difunden masivamente. Sin embargo, su consejo para los periodistas es: "Exactitud antes que rapidez. Siempre tener dos fuentes. Y nunca ceder a la presión de lograr la exclusividad". Los periodistas siempre tienen que verificar su investigación. "O sea, preguntar: ¿de dónde vienen estos datos? ¿Pueden no ser ciertos?". También es muy importante la transparencia de su propio trabajo: "Los periodistas tienen que decir cuando no tienen ninguna información confirmada de manera que el usuario sepa en qué etapa de la investigación están", afirma Weichert.

Deutschland NSU Prozess

El proceso de la NSU en Múnich fue una oportunidad para "Freie Presse" de enfrentarse a las noticias falsas.

El editor en jefe del Freie Presse, Torsten Kleditzsch, probablemente seguirá teniendo que lidiar con noticias falsas en el futuro cercano. Ya ha probado con éxito una receta: investigar tan bien que a nadie se le ocurra la idea de sacudir la verdad. "Nuestra región de Chemnitz y Zwickau fue el refugio más importante para los criminales de la red clandestina nacionalsocialista NSU. El comité editorial ha establecido la tarea de que nadie debería saber más sobre esta red que nosotros… ¡con éxito!".

Autor: Oliver Pieper (LGC/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad