Director del Bolshói: ″Los bailarines sueñan con volver al escenario″ | Cultura | DW | 27.05.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Director del Bolshói: "Los bailarines sueñan con volver al escenario"

En entrevista con DW, Vladimir Urin, director del Teatro Bolshói de Moscú, explica el impacto del coronavirus sobre la programación y los artistas de la prestigiosa institución.

Vladimir Urin, director del Teatro Bolshói, de Moscú.

Vladimir Urin, director del Teatro Bolshói, de Moscú.

Vladimir Georgievich Urin tiene 73 años y es una de las más influyentes figuras de la escena cultural rusa. En 2013, tras una serie de escándalos, el experimentado hombre de teatro asumió la dirección del Bolshói de Moscú. La pandemia de coronavirus que atenaza a Rusia y al resto del mundo plantea al Bolshói y a su director retos insospechados.

Deutsche Welle: Empecemos con la cuestión de la seguridad. Cuando el Teatro Bolshói reabra algún día sus puertas, ¿cómo quedará garantizada la distancia de seguridad de dos metros entre personas requerida en Rusia?

Vladimir Urin: Comencemos por aquellas personas por las que el público acude al teatro: los artistas. Son los primeros en quienes piensa el director. Mientras que en la representación de una obra teatral hay de diez a doce actores sobre el escenario, solo en el foso de un teatro musical hay sentadas al menos 80 personas. Naturalmente, en ese caso no se puede guardar distancia alguna. Eso es algo completamente imposible en un teatro musical con sus cuerpos de orquesta, coro y comparsas. Lo máximo que se puede hacer ahí es medir la temperatura corporal de los empleados. Pero también es impensable que los miembros del coro lleven tapabocas, al igual que los instrumentistas de viento. Los bailarines del ballet deben tocarse mutuamente, esta disciplina no funciona de otra manera. Todo ello significa que un teatro musical y de danza solo podrá reabrir cuando se levanten todas estas medidas de precaución, por lo menos en lo referente a los artistas. Cuando eso suceda, no tendremos que sentar a nuestros espectadores guardando distancia de seguridad y dejando asientos libres.

Alguno de sus colegas proponen reelaborar las partituras para hacerlas menos "peligrosas". Por ejemplo, ¿podrían sustituirse los instrumentos de viento, que producen aerosoles especialmente grandes, por instrumentos menos peligrosos?

Por supuesto que eso son fantasías que no tienen ninguna relación con la realidad. Por eso he decidido enviar a todo el mundo de vacaciones inmediatamente. Para los artistas, son 56 días naturales. El colectivo retomará su trabajo de nuevo a finales de julio. Espero que la situación se aclare en los dos próximos meses y medio. Será entonces cuando empecemos a pensar en iniciar los ensayos, porque, sin ensayos, no funciona nada en el teatro.

¿Cuánto tiempo pasará hasta que podamos ver otra función de El lago de los cisnes en el Teatro Bolshói?

¿Cuánto tiempo pasará hasta que podamos ver otra función de "El lago de los cisnes" en el Teatro Bolshói?

¿Cuánto tiempo necesita su cuerpo de bailarines, por ejemplo, para volver a estar en forma? 

Si pensamos en esta larga pausa, que ya se alarga desde el mes de marzo, entonces necesitarán mucho tiempo. Aunque tenemos en cuenta que nuestros bailarines entrenan en casa todo el tiempo, serán al menos necesarias cuatro semanas para poder bailar de nuevo el repertorio del Bolshói. Hablamos entonces de mitad de septiembre, no antes.

¿Cómo se mantienen en forma sus bailarines?

Todos los días practican en la barra. Lo sé porque publican sus videos en redes. Además, mantenemos el contacto con ellos. Y más aún: hemos enviado a cada bailarín y a cada bailarina linóleo a casa para sustituir el suelo de baile. Los músicos de ópera, solistas y cantantes del coro necesitan algo menos de tiempo.

Para que los artistas puedan seguir trabajando, necesitan dinero. En ese sentido, las casas de ópera son la forma de arte más cara. Ahora no están vendiendo billetes, no tienen ingresos. ¿Cómo sobreviven?  

Más del 60 por ciento del presupuesto del Bolshói está conformado por subvenciones estatales. El resto procede de ingresos y patrocinios. Los patrocinios y las subvenciones permanecen, aunque ahora no trabajamos. Además, el Gobierno ruso ha aprobado recientemente una partida adicional para el Teatro Bolshói y el Museo del Hermitage, en San Petersburgo, ya que ambas instituciones ocupan un puesto especial en el presupuesto estatal. Con ello podremos abonar el salario de nuestros empleados, aplicando recortes mínimos.

¿Piensa en rebajar los honorarios de las estrellas? 

Seguramente se refiere usted a las estrellas internacionales. Actualmente, este tema no me ocupa solo a mí, sino a los directores de todos los grandes teatros musicales del mundo. Estoy casi completamente seguro de que la situación económica obligará al recorte de esos honorarios. Sin duda.

Teatro Bolshói, en Moscú.

Teatro Bolshói, en Moscú.

¿Serán entonces los billetes tal vez más baratos?

También estoy seguro de que eso llegará. Primero, porque nuestros espectadores sentirán una barrera psicológica. Tendrán miedo de contagiarse en el teatro, la sala de conciertos o el cine. Y segundo, porque la situación económica del público cambiará. Si los directores de los teatros no tomamos todo esto en cuenta, perderemos.

Volvamos de nuevo a los artistas, que están acostumbrados a ser como una familia en el teatro y pasar mucho tiempo con sus colegas. ¿Cuán traumático es para ellos este tiempo de obligado descanso?    

Todos sueñan con volver. Y yo los entiendo muy bien, porque la vida de un artista sobre el escenario es muy corta. En ballet, incluso muy corta.

¿Se retiran a los 35?

En el caso de los solistas, sí. Tal vez a los 37. En el cuerpo de baile, se retiran a los 40. Eso quiere decir que solo pasan 20 años sobre el escenario, es el destino del bailarín. En ese sentido, perder ahora medio año, es mucho tiempo.

El Bolshói es una institución de prestigio internacional. Solistas y directores de escena de todo el mundo lo visitan para participar en sus producciones. ¿Qué van a hacer con su programación?

Programamos con tres y cuatro años de antelación. Naturalmente, ahora debemos modificar todos nuestros planes, porque hay toda una serie de producciones que no podremos llevar a cabo. En muchas de ellas participan artistas extranjeros. Trataremos de ajustar la programación para que puedan celebrarse sobre todo las producciones con artistas rusos.

(ms/cp)

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema