Digicel asegura que en Panamá no hay libre competencia | Economía | DW | 07.04.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Digicel asegura que en Panamá no hay libre competencia

"No es sostenible para nosotros seguir invirtiendo en el mercado" de Panamá, dijo el presidente de Digicel Group, Denis O'Brien.

La fusión de Liberty Latin America LTD y Claro en Panamá representa "el fin de la libre competencia" en el mercado de las telecomunicaciones en el país centroamericano, afirmó la empresa Digicel, que solicitó por ello este miércoles (06.04.2022) su liquidación voluntaria ante la justicia civil.

La empresa -que inició operaciones en Panamá en 2008 y acapara alrededor del 10 % del mercado- informó que ya comunicó la decisión a sus "cerca de 170 empleados", y que continuará brindando sus servicios de manera regular a sus clientes "hasta que culmine el proceso judicial que oficialice su salida del mercado panameño".

La autoridad panameña de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (ACODECO) autorizó en marzo pasado la compra del 100 % de las acciones de América Móvil SAB de C.V. en Panamá (Claro Panamá) por parte de Liberty Latin América LTD, a través de su subsidiaria Cable & Wireless Panamá S.A. (CWP), una transacción de unos 200 millones de dólares.

"No es sostenible para nosotros seguir invirtiendo en el mercado" de Panamá, dijo el presidente de Digicel Group, Denis O'Brien, que recalcó que la firma pagó 86 millones de dólares por la licencia de operación en 2008, y que desde entonces ha invertido más de 575 millones.

La empresa explicó que la aprobación de la fusión sin considerar los remedios apropiados para los operadores restantes elimina la libre competencia y pone en desventaja a Digicel Panamá S.A., en comparación con las reglas que existían cuando ingresó al mercado en 2008", según un comunicado la filial en Panamá de Digicel Group, fundado en Bermudas en 2001 y con sede central en Jamaica.

Agregó que el aval a la fusión representa un "conflicto de interés para el Gobierno que actuó como juez y parte al permitir que las empresas fusionadas vayan a controlar el 56 % del mercado, con el Estado panameño teniendo el 49 % de participación en este nuevo operador dominante". Igualmente, destacó que al eliminar la verdadera competencia en el sector de telecomunicaciones se pierden beneficios que la apertura del sector trajo a la población consumidora panameña, como lo refleja que en el país -de 4,28 millones de habitantes- existan "5,6 millones de líneas de celulares activas".

Digicel Panamá presentó en 2021 ante la ACODECO una oposición a la solicitud de aprobación de la operación de compra-venta entre Liberty y América Móvil, con el argumento de era una supuesta "concentración económica ilegal" que la sacaría del mercado. En septiembre de 2021, CWP informó que compró el 100 % de las acciones de Claro Panamá por 200 millones de dólares, y anunció "inversiones que superan los 500 millones de dólares" para asegurar que las "dos redes que van a estar unidas" ofrezcan "un mejor servicio".

Claro opera en Panamá desde finales de 2008, y en el año fiscal 2020 tuvo ingresos por 157 millones de dólares, según reportes de la publicación especializada Business Wire publicados por el diario local La Prensa. Cable & Wireless Panamá es una empresa mixta (el Estado cuenta con 49 % accionarial y los trabajadores con 2 %), cuyos aportes a la economía panameña "muy pronto van a superar los 9.000 millones de dólares", según datos de la empresa.

ama (efe, bloomberg, la estrella de Panamá, Panamá América)

Ver el video 03:53

Aumenta la percepción de la corrupción en América Latina

DW recomienda