Diferencias de última hora frustran la paz en RD del Congo | El Mundo | DW | 11.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Diferencias de última hora frustran la paz en RD del Congo

Los rebeldes de M23 habrían exigido una amnistía para sus combatientes, lo que fue rechazado por el Gobierno de Kinshasa.

Estaba todo listo para la ceremonia de firma del acuerdo de paz entre el Gobierno de la República Democrática del Congo y la milicia del grupo M23, pero diferencias de última hora frustraron el acto, que se realizaría en la residencia del presidente de Uganda, Yoweri Museveni, cerca de la capital ugandesa, Kampala. Algo pasó y el proceso se dilataría por al menos algunas jornadas.

Un observador citado por la agencia de noticias dpa aseguró que el líder de M23, que se llama así por la fecha en que se firmó otro acuerdo de paz entre las mismas partes (el 23 de marzo de 2009), exigió una amnistía total para los miembros de sus milicias, algo con lo que el régimen del primer ministro Augustin Matata Ponyo no estuvo de acuerdo, suspendiendo de esa forma la ceremonia.

Los rebeldes, que pertenecen en su mayor parte a la etnia tutsi, se alzaron en armas en mayo de 2012, molestos con el Gobierno por presuntas promesas incumplidas. Desde febrero de 2013, la ONU y los líderes de África instaban a M23 a deponer su rebelión, que causó la huida de más de 100.000 personas desde el Este del país, una zona muy rica en materias primas.

Desacuerdos varios

En una última ofensiva a comienzos de este mes, el Ejército de la República Democrática del Congo finalmente consiguió la derrota definitiva de los alzados, cuyos últimos bastiones fueron tomados el 5 de noviembre. La misma milicia reconoció su derrota y mediante un comunicado informó que decidía “acabar con nuestra rebelión y seguir buscando una solución solamente a nivel político”.

Otras versiones señalan que el acto no se llevó a cabo pues los representantes de Kinshasa no quisieron estar en la misma sala con los rebeldes, de acuerdo a una versión entregada por Ofwono Opondo, portavoz del Gobierno de Uganda. “Asimismo, el Gobierno quiere aclarar algunas cuestiones abiertas”, añadió. En tanto, el ministro de Exteriores ugandés, Okello Oryem, adujo “discrepancias teóricas” para explicar la decisión.

Oryem añadió a la agencia Reuters, que ambos bandos “están de acuerdo en el contenido, pero no en el título”, sobre si llamar a lo firmado “tratado de paz” o “declaración”. El Gobierno de la República Democrática del Congo había afirmado antes que daría plazo solamente hasta este lunes (11.11.20123) a los rebeldes para firmar el documento, aunque a última hora habría aceptado una prórroga.

DZC (dpa, Europa Press, Reuters)

Publicidad