Diez años del asesinato de Anna Politkovskaya | El Mundo | DW | 07.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Diez años del asesinato de Anna Politkovskaya

El 7 de octubre de 2006, la periodista y defensora de los derechos humanos Anna Politkovskaya fue asesinada a tiros en Moscú. En el décimo aniversario de aquel suceso, el balance es amargo.

Sucedió un sábado poco después de las cuatro. Anna Politkovskaya volvió a casa en su auto y llevó un par de bolsas de la compra desde el vehículo hasta la vivienda, situada en el centro de Moscú. La periodista de 48 años recibió varios disparos realizados a corta distancia. Una bala acertó en su cabeza. Era el 7 de octubre de 2006.

Fue un asesinato que conmovió a toda Rusia y levantó oleadas de indignación en el extranjero. Cuando pocos días después el presidente ruso, Vladimir Putin, visitó la ciudad de Dresde, hubo manifestantes que lo llamaron "asesino”. El hecho de que Politkovskaya fuera asesinada precisamente el día del cumpleaños de Putin dio pie a las especulaciones. Muchos creyeron que el asesino quiso hacer un macabro "regalo” al presidente, pero eso es algo que nunca pudo probarse.

Cronista de guerra y crítica de Putin

Anna Politkovskaya nació en 1958 en Nueva York, hija de una pareja de diplomáticos de la Unión Soviética, concretamente de Ucrania. Estudió Periodismo en Moscú, escribió para diversos medios impresos y, a finales de la década de los 90, se hizo conocida como reportera de la reputada revista Nowaja Gaseta, conocida en todo el país. Le apasionaba el tema de la Segunda Guerra Mundial en el contexto de la república de Chechenia.

Anna Politkowskaja Prozess (picture-alliance/dpa)

Los cinco acusados durante el juicio que se celebró en 2014.

Politkovskaya viajó a menudo al Cáucaso norte y escribió reportajes muy premiados sobre muerte, tortura y secuestros por ambas partes. En sus trabajos, Politkovskaya también hacía acusaciones al actual líder checheno, Ramzán Kadýrov. La periodista escribió libros de divulgación, como La Rusia de Putin, en los que criticaba públicamente al jefe del Kremlin y su mandato autoritario. Politkovskaya también luchó por los derechos humanos: ayudó tanto a familias chechenas como a las madres de soldados rusos desaparecidos o asesinados. Este compromiso le procuró numerosos reconocimientos.

Largo tiempo buscando al asesino

La búsqueda del asesino y sus cómplices fue compleja. Aunque se investigó a los primeros sospechosos con relativa rapidez, fueron necesarios varios procesos judiciales y ocho años hasta que fueron juzgados. Pronto estuvo claro que las huellas del asesino conducían hacia Chechenia. El primer proceso dio inicio en 2008 y concluyó pocos meses después con una absolución por falta de pruebas. Entonces quedaron solo tres sospechosos del asesinato: dos hermanos, Ibrahim y Chabrail Majmudov, y el antiguo oficial de policía Serguéi Hadchikurbanov.

El Tribunal Superior de Justicia anuló en 2009 la absolución y el proceso se reinició. Tras nuevas investigaciones, el círculo de sospechosos se amplió. En 2011 fue detenido Rustam, tercero de los hermanos Majmudov. En un proceso diferente, Dimitri Pavlyutschenkov fue condenado en 2012 a 12 años de prisión. Antiguo comisario superior de policía moscovita, Pavlyutschenkov era testigo de cargo en el caso Politkovskaya. Confesó haber seguido a la periodista y haber conseguido el arma con la que se cometió el asesinato.

El proceso más importante y, hasta el momento, último, tuvo lugar de enero a mayo de 2014. Hubo cinco veredictos de culpabilidad. El asesino de hecho, Rustam Majmudov, fue condenado a cadena perpetua. Sus hermanos recibieron una condena de 14  y 12 años de internamiento penal. Para Serguéi Hadchikurbanov, 20 años. Y finalmente para el autor intelectual del crimen, el hombre de negocios y criminal checheno Lom-ali Gajtukayev, cadena perpetua. Los cinco niegan ser autores del crimen.

Siempre huellas chechenas

La revista Nowaja Gaseta reaccionó positivamente ante el juicio, pero exigió nuevas investigaciones sobre los autores intelectuales. De igual manera se pronunciaron las hijas adultas de la periodista asesinada: Ilya Politkovski y Vera Politkovskaya. Sus familiares y amigos no consideran el crimen resuelto. Aunque hay investigaciones intermitentes, no se ha conocido ninguna novedad importante sobre el asunto.

El caso Politkovskaya no fue el primero ni tampoco el último escandaloso crimen político en Rusia. En 2009, la periodista y activista por los derechos humanos chechena Natalia Estemirova fue secuestrada y asesinada. Estemirova fue en 2007 la primera galardonada con el premio Anna-Politkovskaya. Ese mismo año, fueron asesinados en plena calle en Moscú la periodista Anastassia Baburova y el activista por los derechos humanos Stanislav Markelov. Por último, en febrero de 2015 fue asesinado en el centro de Moscú el político de la oposición Boris Nemsov. Al igual que en el caso Politkovskaya, las huellas de este crimen conducen hacia Chechenia. El primer juicio por el asesinato de Nemsov dio comienzo el pasado 3 de octubre, pocos días antes del décimo aniversario de la muerte de Politkovskaya.

Autor: Roman Goncharenko (ms/vt)

DW recomienda