Diario alemán ″Bild″ arremete contra el virólogo más popular de Alemania | Alemania | DW | 29.05.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Diario alemán "Bild" arremete contra el virólogo más popular de Alemania

“Bild” critica ciertos aspectos del estudio sobre coronavirus de Christian Drosten. Esto no es nada nuevo: los médicos también fueron vistos con recelo en otros siglos con otras pandemias, por ejemplo, la del cólera.

Christian Drosten, virólogo y asesor del gobierno alemán.

Christian Drosten, virólogo y asesor del gobierno alemán.

En Alemania se desató un acalorado debate acerca de un estudio científico sobre el coronavirus. En un costado del ring, el virólogo más conocido del país, Christian Drosten. En el otro, el tabloide más popular del país, el Bild. Junto con un grupo de investigación, el científico analizó la carga viral en la garganta de niños y adultos y llegó a la conclusión de que podría ser casi la misma. El periódico acusa al investigador de guiarse por una agenda política y de usar dudosos métodos científicos, refiriéndose a las declaraciones del investigador sobre el cierre de jardines de infantes y guarderías.

El diario de masas Bild mencionó la opinión de otros científicos, quienes luego tomarían distancia de lo publicado. El economista Jörg Stoye, por ejemplo, describió a Drosten en la revista Der Spiegel como un "gigante de la virología". En Twitter, escribió que la cobertura de Bild es una "campaña contra Drosten". Sin embargo, él y otros colegas científicos critican los métodos estadísticos del estudio de Drosten.

El virólogo Christian Drosten (centro) con el ministro de Salud alemán, Jens Spah, (drcha.).

El virólogo Christian Drosten (centro) con el ministro de Salud alemán, Jens Spah, (drcha.).

Proceso normal en el mundo científico

Mientras tanto, Drosten enfatiza que el estudio es una prepublicación, y que los comentarios de sus colegas forman parte de un proceso normal en el mundo científico, porque en el llamado peer review o revisión por pares, los estudios a menudo están disponibles de antemano, y más tarde podrían corregirse.

Los científicos suelen intercambiar información fuera de los debates públicos. Aparentemente, algunos políticos estarían irritados por el hecho de que los investigadores corrigen sus estimaciones. El primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, se quejó en el programa del canal público ARD "Anne Will" de que algunos virólogos cambian de opinión "cada pocos días" y se contradicen en sus declaraciones. Según él, esto es difícil para la política.

En el podcast del diario Franktfurter Allgemeine Zeitung, Drosten se ofreció a hablar con Bild y el redactor jefe del tabloide, Julian Reichelt, tuiteó que está dispuesto a ello "en todo momento”.

Imagen de paciente con cólera.

Imagen de paciente con cólera.

Críticas y amenazas de muerte

Lo que puede parecer un forcejeo inofensivo entre un diario sensacionalista y la ciencia es, en verdad, un asunto serio. En su papel de virólogo y asesor del gobierno alemán, Drosten ha sido atacado una y otra vez desde el brote de coronavirus en Alemania, e incluso ha recibido amenazas de muerte, al igual que el epidemiólogo y político del SPD, Karl Lauterbach. A principios de abril, Drosten consideró incluso apartarse de la vida pública.

Sus propuestas de cerrar jardines de infantes y escuelas fueron muy criticadas. Al comienzo de la crisis, el investigador advirtió sobre las consecuencias del cierre de guarderías, pero luego lo apoyó.

Bild acusa a Drosten de haber contribuido con su estudio al cierre innecesario de escuelas y jardines de infancia. Pero lo que verdaderamente se demuestra aquí es que a Drosten ya no solo se le juzga como científico. Por su trabajo como consultor del gobierno, algunos lo perciben como parte de la política, de una autoridad que contribuye a que entren en vigor las resoluciones para contener la propagación del virus.

Peste y cólera: epidemias peligrosas en la historia

Para los médicos, farmacéuticos y científicos puede ser peligroso el hecho de que se les asocie con las autoridades durante una pandemia. Así fue en el siglo XIX en Europa, donde se desató el cólera. Las personas infectadas murieron con rapidez y, a veces, en condiciones miserables. Solo en Hamburgo murieron más de 8.600 personas a causa de esa enfermedad en un solo año.

En aquel entonces, se culpaba a los médicos de dar a los enfermos sustancias venenosas para acabar con su vidas. También se decía que los galenos "originaban pánico", como describe el médico y experto en historia Michael Stolberg en un documento. El cólera existía porque los médicos querían beneficiarse de la propagación de dicha enfermedad. Los vehículos de transportes de enfermos eran atacados y los médicos asesinados. Así sucedió, por ejemplo, en la ciudad italiana de Livorno.

Imagen de un hospital para afectados de la peste en 1679 en Viena, Austria.

Imagen de un hospital para afectados de la peste en 1679 en Viena, Austria.

El papel de los médicos cambia con las épocas

En cambio, los médicos que trataron a los enfermos con la peste algunos siglos antes, gozaban de buena reputación. Según Fritz Dross, el motivo es que no eran vistos como personas con autoridad. Los médicos especializados en esa enfermedad, eran los únicos que podían tratar a los afectados en sus casas. Sin embargo, en esa época "temían, según las circunstancias, a los enterradores y a los transportistas de enfermos”, afirma Dross.

A lo largo de los siglos, el papel de los médicos y farmacéuticos ha cambiado, porque han asumido tareas relacionadas con puestos investidos de autoridad.

"Paralelismo aterrador"

Las teorías conspirativas sobre las intenciones de los virólogos en tiempos de coronavirus tienen "un paralelismo notable y aterrador" con los médicos durante la epidemia de cólera, dice el historiador Stolberg. Para algunas personas es difícil entender por qué un virólogo asesora al gobierno alemán. "A Drosten lo perciben como a alguien que susurra en secreto al gobierno alemán, mientras que se ignora la voz de la gente, simbolizada por el periódico Bild", dice Dross.

Para mucha gente es inexplicable que los conocimientos sobre un nuevo tipo de virus cambien constantemente y, por lo tanto, los científicos estén en proceso de aprendizaje continuo, tanto ahora, como hace siglos.

(rmr/cp)

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema