Diario acusa a Francia de espiar ilegalmente a sus ciudadanos | Europa | DW | 04.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Diario acusa a Francia de espiar ilegalmente a sus ciudadanos

Le Monde asegura que los servicios de inteligencia disponen de un programa similar al de EE.UU. para acceder a correos electrónicos o llamados telefónicos.

No solamente Estados Unidos espía a sus ciudadanos. De acuerdo a un reportaje publicado este jueves (04.07.2013) por el periódico galo Le Monde, el gobierno de Francia también interviene las comunicaciones y almacena sistemáticamente correos electrónicos o llamadas telefónicas dentro de sus fronteras y también fuera de ellas.

La Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE) estaría a cargo de la operación, cuyo objetivo serían los “metadatos” (hora, duración y número de llamados) más que el contenido de las comunicaciones. La idea, según el diario, es saber quién habla con quién para establecer una red de conexiones. Sin embargo, se habría visto comprometida la actividad de servicios como Google, Facebook o Yahoo.

“La DGSE recoge sistemáticamente las señales electromagnéticas emitidas desde los ordenadores o los teléfonos en Francia, así como los flujos entre Francia y el extranjero: la totalidad de nuestras comunicaciones son espiadas” por una veintena de “estaciones de escucha” repartidas en Francia y territorios de ultramar.

País con poderosa red de espionaje

Al conocer la información, la Comisión Nacional de Informática y Libertades ha recordado que la ley vigente “prohíbe que los datos interceptados por las agencias de seguridad sean utilizados por un programa como el PRISM” estadounidense. Pese a ello, y según la denuncia del periódico, la información es almacenada por años.

Esta intervención en las comunicaciones permitiría, según Le Monde, espiar a cualquier persona en cualquier momento. Si bien todo el sistema sería totalmente ilegal, una parlamentaria francesa confirmó que “gran parte de las conexiones electrónicas en Francia son interceptadas y almacenadas por la DGSE”.

De acuerdo a la investigación de Le Monde, que cita a fuentes confidenciales, todo esto está centralizado en unas supercomputadoras albergadas en tres pisos subterráneos de la DGSE en París, donde también se almacenan mensajes de texto y la actividad de los ciudadanos en redes sociales.

La DGSE maneja uno de los sistemas de espionaje más poderosos de Europa, tiene un presupuesto anual de 600 millones de euros y posee una plantilla de personal de 5.000 personas, casi un tercio de ellos militares.

DZC (Europa Press, dpa, El País)

Publicidad