Detienen a yihadistas en España, Alemania y Bélgica | Europa al día | DW | 28.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Detienen a yihadistas en España, Alemania y Bélgica

Cinco presuntos yihadistas fueron detenidos por la policía en España, Alemania y Bélgica en una operación conjunta llevada a cabo por las fuerzas de seguridad de los tres países, informó este miércoles (28.09.2016) el Ministerio del Interior español. En España fueron detenidas tres personas -dos en Barcelona y una en Melilla-, en Wuppertal (Alemania) otra y una más en Bruselas.

Los cinco detenidos "formaban una célula con una estructura perfectamente organizada, que siguiendo los dictados de la organización terrorista Daesh (Estado Islámico), actuaban a través de distintos canales de Internet” informa Interior, que subraya la página de Facebook denominada "Islam en Español”, administrada por los detenidos en Alemania y Bélgica, como punto de encuentro de todos ellos.

Esta página cuenta con 32.500 seguidores "y sus publicaciones, mayoritariamente en español, con el pretexto de divulgar contenido religioso, intercala mensajes y comentarios de carácter radical donde se ensalza a los combatientes yihadistas y las acciones llevadas a cabo por el Daesh”, destaca Interior. Según la investigación, este grupo trataba de "incitar a la comisión de atentados terroristas” y de poner en práctica "de forma consciente la táctica de guerra conocida como terror informativo”.

También se dedicaba a localizar y seleccionar "elementos radicales para proceder a su adecuado adoctrinamiento y captación como colaboradores”, a proporcionar los contactos necesarios a los captados como futuros combatientes del EI, que les facilitarían el traslado a los territorios controlados por la organización terrorista, y servir como aparato de propaganda y divulgación masiva. En la operación, que sigue abierta, han participado la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española, la BKA (Oficina de Investigación Criminal) de Alemania y la Policía Federal belga. (EFE)

ADVERTISEMENT