Detienen a presunto asesino de viceministro boliviano | América Latina | DW | 25.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Detienen a presunto asesino de viceministro boliviano

El presunto asesino del viceministro boliviano de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes, fue detenido en un operativo policial que se realizó en el departamento de Santa Cruz, este de Bolivia

Funeral del viceministro Rodolfo Illanes el 27 de agosto

Funeral del viceministro Rodolfo Illanes el 27 de agosto

La Policía boliviana capturó hoy (24.09.2016) en el este del país a un minero señalado como uno de los principales sospechosos de la tortura y asesinato del viceministro Rodolfo Illanes, informó una fuente oficial.

El detenido es Ever Jhonny Carvajal Pelaez, alias "el Cano" quien tiene antecedentes penales por atraco, robo de minerales y consumo de drogas. El presunto asesino es un minero informal que trabajaba en una cooperativa de Llallagua que opera en el norte del departamento boliviano de Potosí, sudoeste de Bolivia. "Durante el secuestro estuvo alrededor del viceministro Illanes, agrediendo y propinando una serie de golpes contundentes en su humanidad. Además empleó un palo", relató el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero.

Ever Jhonny Carvajal Pelaez, alias el Cano

Ever Jhonny Carvajal Pelaez, alias "el Cano"

Los sucesos del 25 de agosto

El viceministro Illanes fue secuestrado, torturado y asesinado a golpes el pasado 25 de agosto por los mineros de cooperativas que bloqueaban una carretera a 180 kilómetros de La Paz. Illanes fue al lugar para intentar un acercamiento con los manifestantes que se oponían a una ley que permite la creación de sindicatos en las cooperativas por considerarla perjudicial para el funcionamiento de esas organizaciones.

El conflicto también se saldó con las muertes de cuatro mineros por heridas de bala sufridas durante las operaciones policiales para desbloquear las carreteras, y de un quinto por una mala manipulación de explosivos.

FEW (EFE, dpa, El Deber)
 

DW recomienda