Detienen a líder de Hermanos Musulmanes en Egipto | El Mundo | DW | 20.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Detienen a líder de Hermanos Musulmanes en Egipto

La Fiscalía de la Seguridad del Estado de Egipto detuvo hoy a uno de los últimos dirigentes de los Hermanos Musulmanes que estaba en libertad, Mohamed Ali Bishr, a quien acusa de instigar a la violencia y el terrorismo.

Bishr, que fue ministro de Desarrollo Local durante el mandato del depuesto presidente islamista Mohamed Mursi, fue arrestado en su vivienda ubicada en la ciudad de Shibin al Kom, en la provincia de Al Manufiya, según informó la agencia de noticias egipcia Mena.

La Fiscalía, que comenzó a interrogar al islamista, lo acusa de estar implicado en los delitos de instigar a la violencia, el terrorismo y la oposición armada contra el Gobierno.

Asimismo, se le acusa de unirse a una organización terrorista e ilegal, impedir que el Estado desempeñe sus labores, dañar las libertades personales, la unidad nacional y la paz social, y adoptar el terrorismo como medio para cumplir esos objetivos.

Mayoría de miembros de HM está en la cárcel

En septiembre de 2013, las autoridades de Egipto le impidieron viajar al emirato de Dubai cuando se hallaba en el aeropuerto internacional de El Cairo debido a una decisión judicial.

Bishr era una de las pocas figuras islamistas que permanecían en libertad, ya que la mayoría están en la cárcel por pertenecer a los Hermanos Musulmanes, que las autoridades declararon grupo terrorista a finales del año pasado.

En julio de 2014, Bishr y el también dirigente de la cofradía Amr Darrag se reunieron con la entonces responsable de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, durante su primera visita a Egipto después del golpe militar que derrocó a Mursi el 3 de julio.

Posteriormente, Bishr y Darag actuaron como representantes de los Hermanos Musulmanes en conversaciones con representantes de la UE, EEUU y países árabes en un intento por lograr la reconciliación entre las fuerzas islamistas que rechazan la destitución de Mursi y el Gobierno surgido tras el golpe.

CP (efe, dpa)

ADVERTISEMENT