Detienen a exjefe de inteligencia colombiano por crimen de Galán | América Latina | DW | 20.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Detienen a exjefe de inteligencia colombiano por crimen de Galán

Miguel Maza Márquez es sospechoso de haber participado en el homicidio del candidato presidencial liberal en 1989, un crimen que conmocionó a Colombia.

En una reunión política murió el excandidato presidencial colombiano Luis Carlos Galán en 1989. Primero pretendieron lanzarle un cohete durante un encuentro en una universidad, pero esa vez el plan fue detectado. El segundo intento, el 18 de agosto de ese año, terminó con la muerte del reconocido político liberal, en un crimen que conmocionó a Colombia, por las implicaciones del cartel de la droga y de políticos en el asesinato.

Y este miércoles (20.11.2013) la Fiscalía General de Colombia revivió el caso al dictarse una orden de detención preventiva contra Miguel Maza Márquez, exjefe de Inteligencia de Colombia y general en retiro, sospechoso de haber estado involucrado en la trama que terminó con Galán, el favorito para las elecciones de 1990, asesinado. Poco después de darse la orden de captura, Maza Márquez fue apresado en su propio domicilio.

El fiscal general, Eduardo Montealegre, recordó que la muerte de Galán, en plena campaña electoral, fue “un crimen de lesa humanidad”. A Maza se lo acusa de que el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) que estaba bajo su mando desatendió la seguridad del candidato. En 2011 la agencia de seguridad fue disuelta, al comprobarse que tenía vínculos con el narcotráfico y por amenazar a figuras de la oposición.

Detención “injusta”

Para la fiscalía, siempre ha sido sospechoso que pocos días antes del crimen de Galán los miembros de su escolta de seguridad fueran cambiados. El motivo de la detención de Maza, la tercera en lo que va de la investigación, es precisamente ese cambio de escolta. Para los investigadores, el crimen fue un complot donde participaron el cartel de Medellín, paramilitares de ultraderecha y políticos corruptos que consideraban “peligroso” a Galán por su discurso anticorrupción.

Maza había quedado en libertad en enero de 2012, cuando la Corte Suprema anuló el procedimiento debido a que presentaba errores de procedimiento. Sin embargo, las pruebas no fueron descartadas, por lo que el fiscal Montealegre decidió ordenar otra vez el arresto del oficial. Por este mismo crimen purga una condena de 24 años de cárcel el exministro y excongresista Alberto Santofimio, quien instigó al cartel de Medellín a ejecutar el atentado.

Maza se defendió diciendo que su detención era “injusta”. Su abogado, Iván González, exigió que se le otorgara un lugar especial de detención a su defendido. La Fiscalía dispuso que Maza fuera llevado a la Escuela de Carabineros de Bogotá, pero González pidió que su prisión sea en el Centro de Estudios Superiores de la Policía, porque queda cerca al hospital donde ha sido tratado por la diabetes y el estrés que padece.

DZC (dpa, BBC)