Detectan ondas gravitacionales en suceso cósmico | Ciencia y Ecología | DW | 17.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Detectan ondas gravitacionales en suceso cósmico

"Lo que hace este descubrimiento aún más excitante es que los científicos fueron capaces de detectar por primera vez la emisión de luz, es decir, radiación electromagnética", dijo la directora del NSF.

Ver el video 01:33
Now live
01:33 minutos

Nueva era en la astronomía

Un equipo internacional anunció hoy (16.10.2017) que logró observar a través de su luz y sus ondas gravitacionales la fusión de dos estrellas de neutrones, lo que abre "el inicio de una nueva era" en la observación del Universo.

Estas observaciones, realizadas el pasado 17 de agosto, "sugieren" que las señales localizadas son el resultado de la fusión de dos estrellas de neutrones, un evento llamado kilonovas, cuya existencia se postuló hace 30 años, pero esta es la primera observación confirmada.

El 17 de agosto, los detectores de los dos observatorios LIGO en Estados Unidos y del instrumento europeo VIRGO –en Italia– registraron durante alrededor de 100 segundos diminutas ondas en el espacio-tiempo. Casi al mismo tiempo se produjo un estallido de rayos gamma, que fue seguido por 70 telescopios internacionales.

Esto "cambia nuestra comprensión sobre cómo funciona el Universo"

Gracias a este acontecimiento, los investigadores han podido profundizar en el comportamiento de las estrellas de neutrones, las más compactas del Universo. Distintas señales ponen de manifiesto la existencia de oro, platino y otros elementos químicos más pesados que el hierro en el entorno de la colisión. Según los expertos, esto apunta claramente a que gran parte de los elementos pesados surgen de la colisión o fusión de estrellas de neutrones.

"Es realmente emocionante vivir un acontecimiento así, que cambia nuestra comprensión sobre cómo funciona el Universo", dijo France Córdova, directora de la estadounidense National Science Foundation (NSF). Ésta financia los observatorios LIGO DE Hanford (Washington) y Livingston (Louisiana), gestionados por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el California Institute of Technology (Caltech) en Pasadena.

"Hay ocasiones excepcionales en las que, quienes nos dedicamos a la ciencia, tenemos la oportunidad de presenciar el principio de una nueva era", "¡esta es una de ellas!", según las astrónoma del Instituto Nacional de Astrofísica Elena Pian, autora principal de uno de los artículos sobre el tema que publica hoy Nature.

"La ondas gravitacionales solo pueden ser generadas por los eventos astronómicos más espectaculares, como el choque de dos agujeros negros", explicó Córdova, quien añadió que este descubrimiento es una prueba de lo que el ser humano puede hacer cuando va "más allá" de su conocimiento "en busca de respuestas".

Albert Einstein, el primero en predecir su existencia

Las existencia de las ondas gravitacionales fue predicha a comienzos del siglo pasado por Albert Einstein, pero su detección no se produjo hasta 2015, un hecho que ha sido distinguido este año con el Premio Nobel del Física.

Hasta la anunciada hoy, la última ola de ondas gravitacionales, la cuarta a lo largo de la historia, fue avistada el pasado 14 de agosto, fruto de la colaboración científica entre LIGO y VIRGO, y contó con la participación del Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universidad de Baleares (UIB) y de un equipo de la Universidad de Valencia.

FEW (EFE, dpa)

Audios y videos sobre el tema

Publicidad