Decenas de heridos en violentas protestas en Hong Kong | El Mundo | DW | 28.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Decenas de heridos en violentas protestas en Hong Kong

Los jóvenes que piden más democracia fueron reprimidos por la policía, que usó gases lacrimógenos para intentar dispersarlos.

Las protestas estudiantiles en Hong Kong han aumentado de tono con el paso de los días, y este domingo (28.09.2014) se vivieron las escenas más violentas, luego de que las fuerzas de seguridad intentaran dispersar a los manifestantes con gases lacrimógenos, acción que dejó decenas de heridos. Los jóvenes exigen voto universal y democracia total para un país que sigue y seguirá bajo el yugo chino.

Los problemas comenzaron cuando China informó que los candidatos para las elecciones general de 2017 serán elegidos por un comité de la Asamblea Popular china. Grupos universitarios llamaron entonces a protestar, y proclamaron una “era de desobediencia civil” en la metrópoli, reuniendo a miles de personas este domingo, las que bloquearon las principales arterias de la ciudad y paralizaron el distrito financiero.

La policía advirtió a los manifestantes que no habría tolerancia con las ocupaciones ilegales, como la convocada por el movimiento Occupy Central para llenar de personas el distrito financiero, y utilizó gas pimienta para contener el avance de los jóvenes, quienes usaron anteojos, mascarillas, paraguas y otros implementos para evitar los efectos de los gases. Pese a los intentos de los agentes, los manifestantes regresaron una y otra vez.

“Lucharemos hasta el fin”

Aunque ambas partes intentaron evitar la confrontación, el uso de gases indignó a los manifestantes, que llamaron “cobardes” a los agentes. Desde 2005 que las fuerzas de seguridad no recurrían a esta arma disuasiva. Como respuesta a la acción policial, la unión de docentes convocó a una huelga para este lunes. “La policía se convirtió en enemiga del pueblo”, señala un comunicado.

Mientras la cantidad de gente parece aumentar como respuesta a la violencia desplegada por las fuerzas de orden, los jóvenes se muestran resueltos a seguir en las calles. “Lucharemos hasta el fin, nunca nos rendiremos”, dijo Peter Poon, un manifestante veinteañero citado por la agencia Reuters. Hacia la medianoche local, la situación se tranquilizó, pero seguía tensa. Miles de personas permanecían en las calles.

El líder jefe del Ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, prometió una acción “resuelta” contra el movimiento de protesta. “La policía está determinada a manejar la situación apropiadamente de acuerdo con la ley”, dijo Leung. China, por su parte, apoyó plenamente la gestión de la situación.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda

Publicidad