Debate: ¿qué es ser francés? | Europa | DW | 04.11.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Debate: ¿qué es ser francés?

Para los adeptos del presidente Nicolás Sarkozy, el debate busca “fortalecer los valores republicanos”. Para la izquierda francesa, se trata de una manipulación electoral con una retórica propia de la extrema derecha.

default

La gastronomía es parte importante la de cultura francesa.

El Gobierno de Francia puso en marcha un debate público sobre la identidad nacional. La iniciativa, que durará tres meses, ha contado con el apoyo masivo de la población, pero también las críticas han sido duras. Sus opositores la consideran parte de una política cínica y al mismo tiempo peligrosa. El debate sobre lo que implica ser francés incluye discusiones sobre símbolos patrios como el himno nacional y también tópicos de carácter explosivo, como el uso de los velos con los que las mujeres musulmanas se cubren la cabeza.

Nada nuevo bajo el sol

El ministro francés de Inmigración, Identidad Nacional y Desarrollo Solidario, Eric Besson, encabeza la iniciativa con la que también se ha comprometido el presidente Nicolás Sarkozy. “Francia tiene una identidad particular que no está por encima de otras, pero que es su propia identidad. Yo no entiendo como alguien puede titubear a la hora de articular las palabras ‘identidad nacional francesa’ ”, comentó Besson durante un encuentro con un grupo de agricultores en el este del país.

El fin del debate está pautado para el 28 de febrero de 2010, cuando Besson presentará una síntesis general de los resultados de las discusiones en dos partes: “Lo que significa ser francés hoy” y “Cómo contribuye la inmigración a nuestra identidad nacional”. La temática de la identidad nacional no es nueva para nadie en Francia y mucho menos para Sarkozy; el tópico ocupó un lugar privilegiado en su campaña presidencial de 2007 y su posición al respecto atrajo el voto de numerosos electores.

¿Maniobra de distracción?

Finanzkrise in Frankreich: Präsident Sarkozy will Arbeitsplätze retten

Sarkozy apoya el debate.

El asunto vuelve a emerger en la arena pública en un momento en que el presidente francés se encuentra acorralado entre dos controversias políticas importantes. Por un lado, la revelación de que su ministro de Cultura, Frédéric Mitterrand, acostumbraba pagar por servicios sexuales durante sus viajes a Asia. Por otro, la candidatura del hijo del primer mandatario francés, Jean Sarkozy, a la dirección del distrito financiero La Défense, un suceso que forzó al jefe de Estado a rebatir acusaciones de nepotismo.

Ciertos analistas políticos creen que Sarkozy está usando el debate sobre identidad nacional para desviar la atención de temas como el desempleo creciente o el galopante déficit público. Los observadores también identifican una estrategia para estimular el apoyo al presidente entre los derechistas. Sus partidarios temen que los electores de derecha se queden en casa durante las elecciones regionales del próximo mes de marzo; una marcada abstención en este sector favorecería a la izquierda francesa.

Besson y La Marsellesa

Frankreich Einwanderungsminister Eric Besson

El ministro Eric Besson.

Mientras tanto, Besson afirma que la finalidad de este debate es fortalecer los valores republicanos que muchos derechistas ven amenazados. “Necesitamos reafirmar los valores de la identidad nacional y el orgullo de ser franceses”, dijo Besson, agregando que “sería bueno que todos los jóvenes franceses tuvieran la oportunidad de cantar La Marsellesa al menos una vez al año”. Además de ser el ministro francés de Inmigración, Identidad Nacional y Desarrollo Solidario, Eric Besson es el fundador del partido Los Progresistas, ligado a la Unión por un Movimiento Popular (UMP) de Sarkozy.

Según una encuesta publicada el pasado domingo por el periódico Le Parisien, la mayoría de los electores franceses está a favor del debate: 60 por ciento de los entrevistados –incluyendo al 72 por ciento de los votantes de derecha y al 50 por ciento de los de izquierda– ven la discusión con buenos ojos; 35 por ciento se pronunciaron en contra de la iniciativa.

El mito de la identidad nacional

El antropólogo Régis Meyran mira con sospecha el término “identidad nacional”. Meyran observa que la retórica usada por el Gobierno para promover este debate emplea elementos del discurso que el partido de extrema derecha Frente Nacional, de Jean-Marie Le Pen, usaba en la década de los ochenta y que se remonta a los pensadores nacionalistas del siglo XIX. “Yo veo aquí un llamado discreto pero claro a un electorado que vota tradicionalmente por la extrema derecha. Este debate tiene como fin ganar electores”, afirmó el autor del libro Le mythe de la identité nationale (El mito de la identidad nacional).

La oposición francesa coincide con Meyran, describiendo el debate como “peligroso” y alegando que sería difícil definir una única identidad nacional en un país marcado por sucesivas olas migratorias. Sin embargo, los socialistas no se han puesto de acuerdo sobre cómo reaccionar ante este reto. Benoît Hamon, portavoz del partido socialista francés, declaró que su grupo no cederá ante la manipulación de los conservadores, mientras que Ségolène Royal, ex candidata socialista a la presidencia, se muestra convencida de que la izquierda no debe rechazar ni dejase excluir de un debate con tanta resonancia pública.

Autor: ER/AV/rtr/ap/afp

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad