David Miranda: ″Hubo mucha tortura psicológica″ | Política | DW | 22.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

David Miranda: "Hubo mucha tortura psicológica"

David Miranda, la pareja brasileña del periodista de “The Guardian” Glenn Greenwald, habla con DW sobre su retención en un aeropuerto de Londres por parte de agentes británicos.

David Miranda ante la prensa.

David Miranda ante la prensa.

Deutsche Welle: ¿El interrogatorio efectuado por agentes británicos le ha hecho cambiar su opinión sobre la democracia?

David Miranda: Estados Unidos e Inglaterra todavía siguen pensando que pueden seguir controlándonos aquí en Sudamérica. Es un tipo de imperialismo. Como cuando el presidente de Bolivia, Evo Morales, fue obligado a aterrizar en Viena. Conmigo hicieron casi lo mismo, me detuvieron once horas. Nueve dentro de una sala y dos afuera.

Usted salió físicamente ileso del interrogatorio…

Hubo mucha tortura psicológica. Fueron muy claros: “Usted sabe muy bien que cuando Estados Unidos e Inglaterra utilizan la Ley Antiterrorismo, no hay ningún límite para poder llevar a las personas a otros países. Basta solo un avión para enviarlas a Guantánamo. Allí se quedan presas durante nueve años sin ser juzgadas y sin nada”. Como hablaban de leyes antiterrorismo, entonces tuve miedo. Amenazaron con arrestarme si no cooperaba con ellos en el proceso. Me decían eso a cada rato.

¿Cuántos funcionarios eran?

Siete

¿Siete contra uno?

No, se iban turnando.

¿Cómo fueron los interrogatorios?

Sabía que mi pareja me ayudaría y confiaba en las autoridades diplomáticas de mi país. Pero tuve que esperar primero ocho horas para poder contactar a mi abogado. Creo que me supe defender porque conocía un poco de política internacional. Cualquier otro brasileño en una situación similar no creo que hubiera podido manejar tan bien la situación.

¿Ha hablado usted con Glenn Greenwald sobre los documentos?

No, nunca hablamos sobre el contenido de los documentos. Yo me encargo de la estrategia de mercadotecnia y de la gestión de la carrera de mi pareja. Pero el contenido de los documentos los conoceré también cuando sean publicados por primera vez.

David Miranda (izq) y su pareja, el periodista Glenn Greenwald (der).

David Miranda (izq) y su pareja, el periodista Glenn Greenwald (der).

Cuando fue detenido en el aeropuerto de Heathrow, venía usted de Berlín. ¿Qué estaba haciendo allí?

Me quedaba todavía una semana de vacaciones. Y una amiga mía, Laura Poitras, (que prepara un documental sobre la NSA, n. de la R.) me invitó a Berlín un par de días. Todavía no conocía esa ciudad, por eso la visité.

¿Ya ha visto usted el filme de Laura Poitras? ¿De qué se trata?

Sí, se trata de un documental sobre las historias de la NSA. Le llevé unas grabaciones de cuando Glennwald testimonió sobre el caso Snowden en el Senado brasileño.

¿Le confiscaron ese material?

No, lo tiene Laura.

¿Se imaginó en algún momento que sería arrestado en Londres?

No, no exactamente. No había razón, porque varias personas que trabajan en el caso NSA habían transitado por Londres hace dos o tres meses. Venían a Brasil o iban a Nueva York y pasaban por Londres, nunca fueron detenidas. Yo creo que pensaban que con un brasileño podían hacer lo que querían.

¿Cómo califica usted la reacción del canciller brasileño Antonio Patriota ante este incidente?

Considero que estuvo bien que reaccionara de inmediato; sin embargo, no creo que haya sido suficiente. Habría sido diferente si hubiera dicho: “No quiero que esto se repita”. Espero que el gobierno de nuestro país tome una postura para que esto no vuelva a ocurrir con ningún otro brasileño.

¿Usted es consciente del papel que juega en este caso?

Claro que soy consciente. Generalmente no doy entrevistas, trabajo más bien en segundo plano con Glenn. Pero como brasileño, me interesa sobre todo que esta situación no se repita con ningún otro de mis conciudadanos.

Usted va a emprender medidas judiciales contra Gran Bretaña, ¿qué tipo de cargos?

Hay tres peticiones: que se aclare que utilizaron la Ley Antiterrorismo indebidamente. Segunda, quiero que me sean devueltos mis objetos confiscados. Y tercera, la más importante, que no se haga ninguna copia de los datos de mi laptop, celular y disco duro externo. También quiero que se me devuelvan.

Autor: Kristina Michahelles / IA
Editor: Pablo Kummetz

Publicidad