Día Internacional de la Felicidad: ¿Cuál es la fórmula para ser feliz? | Sociedad | DW | 20.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Día Internacional de la Felicidad: ¿Cuál es la fórmula para ser feliz?

La búsqueda de la felicidad es una meta humana fundamental que la ONU desea reconocer con el Día Mundial de la Felicidad. Pero ¿qué nos hace felices? ¿Se puede medir el grado de satisfacción?

Jan Delhey, investigador de la felicidad y profesor de sociología en la Universidad Otto von Guericke de Magdeburgo, investigó el grado de satisfacción individual de las personas, basándose en una fórmula desarrollada por él: tener + amar + ser = felicidad. Bajo la categoría "tener”, Delhey se refiere a las pertenencias materiales. El aspecto "amor" cubre todas las relaciones sociales, como la familia o amigos. Para él, "Ser" es cuando alguien ve sentido a su vida, la organiza activamente y recibe retroalimentación de su entorno.

 

El sociólogo Jan Delhey creó una fórmula para medir la felicidad individual.

El sociólogo Jan Delhey creó una fórmula para medir la felicidad individual.

El dinero solo no da la felicidad

Las tres áreas juntas dan como resultado el nivel de satisfacción personal. La relevancia de cada aspecto depende, según Delhey, de las preferencias individuales, pero no debe faltar ninguno de estos tres aspectos: "Un millonario que se siente solo, no marcará el diez en la escala de satisfacción. Aquellos que casi no llegan al nivel de subsistencia, pueden tener un buen entorno familiar, pero es poco probable que esas personas evalúen su situación con un nueve o diez".

Las raíces culturales y el lugar donde uno vive influyen en la receta de la felicidad. Aunque la fórmula de Delhey puede aplicarse universalmente, se debe prestar atención a diferentes hechos. "En las sociedades asiáticas en auge, especialmente en China, la felicidad es tener éxito y ganar mucho dinero", explica. Por otro lado, los sociólogos consideran que los países con influencia occidental son "relativamente postmaterialistas": el "amar" y el "ser" han cobrado importancia.

Bután, en el Himalaya, descubrió desde hace un tiempo que el crecimiento económico no lo es todo. Es el país que inició El Día Internacional de la Felicidad en 2012. Desde 2008, la "Felicidad Nacional Bruta" está anclada en su Constitución. El objetivo es lograr una sociedad justa, equitativa y armoniosa. También hay un Ministerio de la Felicidad. Para medir la Felicidad Nacional Bruta se toman en cuenta nueve áreas: nivel de vida, salud, bienestar mental, educación, tiempo, buen gobierno, comunidad, diversidad ecológica y cultural.

El sociólogo Delhey opina que es "enriquecedor” que la política, entretanto, se haya percatado de que las cifras económicas no reflejan el estado de una sociedad: "Estados Unidos nos muestra que no es el caso. Es uno de los países más ricos del mundo, pero tiene una increíble cantidad de problemas".

Señor mayor ayudando a niños con tareas escolares.

Ayudar a niños con sus deberes escolares seguramente aumenta el aspecto "ser" de la fórmula de la felicidad de Dehley.

Países escandinavos, felicidad a tope

Los países que encabezan el Informe Mundial sobre Felicidad de las Naciones Unidas son los países escandinavos. En 2018, Alemania se situó en el puesto 18 de 156. Mejoró un puesto con respecto a 2017.

El hecho de que Alemanai no ocupe las posiciones privilegiadas no tiene que ver con "la infelicidad o el malhumor”, que se suelen atribuir a los germanos, opina Delhey. No solo las circunstancias personales y la actitud personal influyen en la felicidad, sino también la situación social: bienestar económico, equiparación y cohesión social y cómo gobiernan los partidos. Según Delhey, Alemania aprueba en todos estos aspectos, pero hay otras sociedades que sacan mejor nota.

Los alemanes se muestran cada año más felices con su vida. El experto cree que se debe, en parte, a las cifras de desempleo: "No tener trabajo reduce masivamente el estado de felicidad. Desde hace años, el desempleo disminuye en Alemania”. Además, el sociólogo añade que "la brecha entre el Este y el Oeste alemán nunca fue tan pequeña como ahora”. "Siempre hemos creído que en el Este la gente es más infeliz que en el Oeste”, explica.

 (rmr/cp)

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda