Curas alemanes bendicen parejas homosexuales y se rebelan contran el Vaticano | Alemania Hoy | DW | 10.05.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Curas alemanes bendicen parejas homosexuales y se rebelan contran el Vaticano

Más de 100 clérigos católicos en Alemania bendicen parejas del mismo sexo durante estos días, como respuesta a la negativa del Vaticano a permitir las bendiciones de uniones entre homosexuales.

En más de 100 parroquias católicas en Alemania, en estos días se está bendiciendo a parejas del mismo sexo. No está permitido por la Iglesia y oficialmente prohibido por el Vaticano

Según el sacerdote Burkhard Hose, "bendecir” tiene que ver con "reconocimiento”. Este invitó a la gente de su parroquia a la Augustinerkirche en Wurzburgo, bajo el lema "No podemos hacer otra cosa que bendecir". Hose enfatiza que "si en la actualidad bendecimos a las parejas del mismo sexo, entonces también reconocemos su relación. Es un paso de reconocimiento de la realidad de la vida, de la diversidad, también en la creación y la forma en que las personas de diferentes orientaciones sexuales viven sus relaciones. Y esto simplemente contrasta todavía con lo que oficialmente se encuentra en el catecismo". Porque el catecismo, la enseñanza católica oficial, no reconoce el amor homosexual. 

Indignación por la Congregación para la Doctrina de la Fe

El conflicto comenzó con una declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe que sorprendió a casi todos, obispos y laicos por igual. Los guardianes de la pureza doctrinaria mostraron, a mediados de marzo, un claro rechazo a las bendiciones para las parejas homosexuales. La carta tuvo, se subrayó, "el beneplácito" del papa Francisco.

En Alemania muchos reaccionaron con indignación: asociaciones de laicos, sacerdotes, teólogos y finalmente varios obispos alemanes. Hose y el párroco Bernd Mönkebüscher convocaron una campaña nacional para el 10 de mayo bajo el lema #Liebegewinnt, el amor gana. Para Hose es un "estado de ánimo muy positivo que tanta gente se una para enviar un signo de apertura optimista y conciliador". Las imágenes de la televisión alemana muestran parejas que en silencio reciben la bendición de los clérigos.

El sacerdote Burkhard Hose

El sacerdote Burkhard Hose está a favor de las bendiciones de parejas del mismo sexo.

Reservas contra católicos alemanes

Cada vez está más claro que la Congregación para la Doctrina de la Fe tiene sus reservas sobre las preocupaciones fundamentales de reforma de la Iglesia católica en Alemania. Esto se aplica al camino sinodal, en el que obispos y laicos quieren debatir cuestiones de reforma y plantear deseos; también a la exigencia de que las mujeres tengan acceso a la ordenación y puedan ser diáconos y sacerdotisas.

Además, Alemania, la tierra del reformador Martín Lutero, sigue siendo para los poderosos del Vaticano la tierra del cisma. En la polémica actual sobre la bendición de parejas del mismo sexo, los clérigos católicos conservadores en Europa y, sobre todo, en Estados Unidos, acusan a la Iglesia alemana de apostasía y división eclesiástica. Los teólogos alemanes, de manera breve y concisa, rechazan ambas acusaciones justificadamente.

El papa Francisco

¿Cuál es la opinión del papa Francisco sobre la bendición de los homosexuales?

Crítica internacional a Roma

Los obispos de varios países, no solo de Europa, resaltan la sensibilidad del tema. El obispo de Amberes, Bélgica, Johan Bonny, quien formó parate de la curia romana durante diez años hasta 2008, informó que tras la negativa de Roma, miles de personas de su distrito querían abandonar la Iglesia, en su mayoría jóvenes.

Aún no se ha podido aclarar si el papa Francisco respaldó o no la negativa a las bendiciones de personas del mismo sexo. Es una persona comprometida y bendice muchas cosas, sin embargo este hombre de 84 años evita los conflictos teológicamente fundamentales.

El pensamiento romano se basa en un concepto de ley natural que es difícil de conciliar con la modernidad. Cada vez está más claro que la Iglesia católica tiene dificultades con la realidad de la creación y la igualdad de todos los seres humanos.

(rmr/ers)