Cumbre presupuestaria de la UE finaliza sin acuerdo | Europa | DW | 23.11.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Cumbre presupuestaria de la UE finaliza sin acuerdo

El Consejo Europeo de Bruselas que debía acordar los presupuestos de la Unión Europea (UE) para el período 2014-2020, fracasó debido a las divergencias entre los socios comunitarios acerca de las prioridades de gasto.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, señaló que ve posibilidades de éxito a comienzos de 2013. "Debemos estar en situación de superar las diferencias de opinión", señaló el belga, que no concretó cuándo se celebrará una nueva cumbre.

Van Rompuy consideró que no hay motivo para dramatizar el fracaso del encuentro, al recordar que hace siete años pasó algo similar en una cumbre bajo la presidencia de turno luxemburguesa. Entonces se halló un compromiso tras seis meses de pausa.

En el centro del debate estuvo desde el jueves el primer ministro británico, David Cameron, que exigía fuertes recortes a la propuesta de la Comisión Europea, que presentó un presupuesto de cerca de un billón de euros, equivalente aproximadamente al uno por ciento del producto interior bruto (PIB) de la UE.

Aunque Van Rompuy, hizo una concesión a Londres con una última propuesta, que preveía recortes de 80.000 millones de euros –con algunas concesiones en materia de ayudas agrícolas para contentar sobre todo a París, Roma o Madrid-, Cameron aseguró que la UE estaba "lejos de un acuerdo", tras calificar ese borrador de "insuficiente".

La canciller alemana, Angela Merkel, exigió aplicar más tijera, hasta 30.000 millones más de recorte sobre la propuesta de Bruselas, pero el terceto formado por Reino Unido, Suecia y Holanda quieren un tajo más profundo: de entre 50.000 y 70.000 millones de euros, según informaron esta tarde fuentes diplomáticas comunitarias.

Tras constatar el fracaso de sus propuestas, Van Rompuy convocará una nueva cumbre extraordinaria probablemente a principios de febrero.

Desde la pasada madrugada, numerosos líderes europeos, entre ellos Angela Merkel, advirtieron de la posibilidad de fracaso. "No es un drama", dijo Merkel, si hay que convocar otra cumbre para cerrar el presupuesto.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tampoco consideró dramático un fracaso. "Queda tiempo", hasta 2013, aseguró este jueves, al tiempo que aseguró que venía a Bruselas a "dar batalla", en el buen sentido del término.

El último borrador de Van Rompuy incluía mejoras para España, Italia y Francia en ayudas regionales y agrícolas pero sacrificaba recursos para investigación y desarrollo (I+D) e infraestructuras.

En un intento por contentar a Rajoy, el belga ofreció la pasada madrugada 2.750 millones de euros para las comunidades autónomas españolas que comenzarán a perder gradualmente recursos de la UE (fondos de cohesión y agrícolas) a partir de las próximas Perspectivas Financieras, entre ellas Galicia, Castilla-La Mancha o Andalucía.

No obstante, su propuesta, para intentar contentar a los socios del norte y del sur y Este de Europa, no fue suficiente. Así, el presidente francés, François Hollande, reclamó 6.000 millones de euros extra para la política agrícola común, con el apoyo de España e Irlanda. Finalmente ninguna propuesta fue suficiente para nadie.

dpa
Editor: Pablo Kummetz