Cumbre de Vilna tiene a Ucrania en la mira | Europa | DW | 28.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cumbre de Vilna tiene a Ucrania en la mira

Ninguna de las cumbres de la Unión Europea para su ampliación hacia el Este había tenido lugar tan cerca de Rusia como la que ahora se celebra en Vilna. Desde allí, el bloque comunitario insiste en acercarse a Ucrania.

A pesar de la postura de rechazo por parte de Ucrania, el bloque comunitario sigue abierto a estrechar lazos con la ex república soviética. Así lo aseguró este jueves (28.11.2013) en Vilna el comisario europeo de Ampliación, Stefan Füle, poco antes de que comenzara la cumbre de la Unión Europea (UE) para su ampliación hacia el Este. "Seguimos con la inteción de subir un escalón en nuestra relación con Ucrania", señaló Füle.

Esperando un cambio de opinión repentino

Stefan Füle, comisario europeo de Ampliación.

Stefan Füle, comisario europeo de Ampliación.

Ucrania congeló recientemente la firma de un acuerdo que le habría permitido unirse a las filas del bloque comunitario; pero la UE no ha escatimado en argumentos para continuar persuadiendo a Kiev de las ventajas de un convenio de afiliación. Por un lado, Bruselas advierte que la decisión de rechazar esta invitación y reacercarse a Rusia puede tener consecuencias económicas muy negativas para Ucrania.

Por otra parte, la UE enfatiza que está dispuesta a volver a preparar la firma de un acuerdo de asociación, en caso de que Ucrania cambie de opinión y decida entrar a la UE. Füle le garantizó al hombre fuerte de Kiev, Viktor Yanukovich –quien también asistirá a la cumbre de Vilna–, que la adaptación de la economía ucraniana a los estándares de la UE no sería un proceso tan costoso como el presidente ucraniano cree.

Impasse entre Bruselas y Kiev

Los presidentes de Ucrania y Rusia, Viktor Yanukovich (izq.) y Vladimir Putin.

Los presidentes de Ucrania y Rusia, Viktor Yanukovich (izq.) y Vladimir Putin.

La semana pasada, Yanukovich afirmó que no suscribiría el pacto histórico con la UE, un anuncio que provocó manifestaciones proeuropeas en las calles ucranianas y tomó por sorpresa a los líderes del bloque comunitario, llevándolos a acusar abiertamente al presidente ruso, Vladimir Putin, de haber presionado a Yanukovich. Según Yanukovich, el principal obstáculo para la firma del acuerdo era el costo –unos 15.000 millones de euros– de ajustar la economía ucraniana y las normas europeas.

Otro de los puntos en la agenda de la cumbre de Vilna es la suscripción de convenios entre la UE y las repúblicas de Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia y Moldavia para facilitar el comercio. Veinte de los veintiocho jefes de Estado y de Gobierno comunitarios asistirán a la reunión en la capital lituana. Todavía no se sabe si la canciller alemana, Angela Merkel, tendrá un encuentro a puerta cerrada con Yanukovich.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda

Publicidad