Cumbre de la UE: nuevo acto del ″brexit″, pero no la escena final | Europa | DW | 25.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Cumbre de la UE: nuevo acto del "brexit", pero no la escena final

Gran Bretaña y 27 Estados de la UE dicen que sí al tratado del "brexit". Sin euforias. La UE realmente no lo quiere y la primera ministra May tiene en casa un fuerte viento en contra. Desde Bruselas, Bernd Riegert.

Será una cumbre muy breve: el presidente del Consejo de la Unión Europea, Donald Tusk, ha programado una hora para organizar la "reunión de trabajo" del "brexit". Tan pronto como los 27 jefes de Estado y de Gobierno hayan intercambiado opiniones, la primera ministra británica, Theresa May, será admitida en la sala de juntas del edificio Europa, en Bruselas. Todas las partes declaran que los documentos que otorgan el acuerdo de divorcio entre los 27 y el Reino Unido están aprobados y que se han cumplido las condiciones del artículo 50 del Tratado de la UE, que regula la retirada de un país miembro.

Después de casi veinte meses de negociaciones, el acuerdo está sobre la mesa en Bruselas:

- Un tratado de salida de casi 600 páginas que establece que Gran Bretaña seguirá siendo miembro del Mercado Único hasta finales de 2020, aunque ya no tendrá voz ni voto. En esta "fase de transición" se debe concluir un acuerdo sobre las relaciones futuras. Además, Londres todavía tiene que pagar 39.000 millones de euros en el fondo de la UE.

- Una declaración de 26 páginas sobre las relaciones futuras después de 2020. Una larga lista que detalla todo lo que debe ser regulado, desde el comercio hasta la seguridad, pasando por los transportes. También se aspira a un tratado que no vuelva a erigir una frontera entre Irlanda, perteneciente a la UE, e Irlanda del Norte, parte de Gran Bretaña. Al mismo tiempo, los británicos quieren abandonar la unión aduanera y el mercado interior. Cómo se van a compaginar ambas pretensiones no está claro.

- Una breve declaración conjunta, en la que Francia había insistido, de que debería darse prioridad al establecimiento de un acuerdo de pesca que regule el acceso a los caladeros británicos y los mercados europeos.

- Otro escrito adicional que asegure que todos los asuntos que afecten al área británica de Gibraltar, en el extremo sur de la península ibérica, serán discutidos bilateralmente entre Reino Unido y España. España quiere hacer constar su reclamación del peñón perdido en 1713. Durante cinco días, el primer ministro socialista, Pedro Sánchez, amenazó con vetar el acuerdo.

Gibraltar - Affen (Getty Images/O. Scarff)

Un mono, en la reserva del Peñón de Gibraltar. Este era el último escollo para la aprobación del acuerdo, después de que España amenazara con vetarlo.

Sin euforia alguna

La víspera de la cumbre del "brexit", May se reunió con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y con Tusk, por segunda vez en una semana. Dado que los desacuerdos ya se habían solucionado, se podía hablar de los fundamentos de futuro.

Tusk dejó claro de nuevo que no reinaría la alegría en la cumbre. La UE lamenta el hecho de que Gran Bretaña siga queriendo abandonar la comunidad el 29 de marzo, después de 46 años. Tusk se sintió, sin embargo, aliviado de haber logrado minimizar el daño que el "brexit" podía causar. "Estamos decididos a trabajar por la mejor relación posible con el Reino Unido, como socios y amigos", escribió Tusk en la invitación del sábado a la cumbre. "Durante las negociaciones, no se trataba de ganar o perder, todos queríamos un trato justo, y creo que alcanzamos el mejor compromiso posible".

Belgien Brüssel EU England Brexit-Verhandlungen May und Juncker (Getty Images/AFP/E. Dunand)

Theresa May volvió a reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

En manos del Parlamento

Un "brexit" duro, es decir, una salida de la UE sin acuerdo y sin un aterrizaje suave con un acuerdo de transición, ahora se puede evitar desde la perspectiva de la UE. Sin embargo, todavía carece de la aprobación del Parlamento británico, incluidas las leyes de implementación necesarias sobre el "brexit". La semana pasada, la primera ministra británica no parecía contar con una mayoría parlamentaria para aprobar el acuerdo del "brexit" que firmará este domingo. Pero el Gobierno ha iniciado una campaña mediática para convencer a los votantes de presionar a sus parlamentarios de la Cámara Baja.

El anterior ministro británico para el "brexit", Dominic Raab, criticó duramente el acuerdo. "No estoy diciendo que mejor debamos permanecer en la UE, pero si tengo que elegir entre este acuerdo o seguir en Europa, le diría: esto es peor que la situación anterior, porque nos veremos obligados a cumplir las mismas reglas que antes, pero sin tener voz ni control alguno", dijo en una entrevista con BBC.

Großbritannien London Brexit- Protest (picture -alliance/AP/A. Grant)

Opiniones encontradas: "dejad la UE ['incertidumbre económica'] ahora", reza un cartel. "Brexit: ¿merece la pena?", el otro.

La votación en el Parlamento británico está programada para el 10 de diciembre. En caso de que el acuerdo para el "brexit" la supere, sería el turno del Parlamento Europeo, en Estrasburgo. También tiene que ratificarlo. Después vendrá en enero o febrero la votación final, legalmente vinculante, en el Consejo de la Unión Europea (ministros europeos de los 27). Solo así entrará en vigor el acuerdo. La cumbre extraordinaria de este domingo no será más que un nuevo acto en el drama del "brexit", pero no la escena final.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema