Cumbre de la UE busca ampliar a 27 el plan contra la crisis | Europa | DW | 14.10.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cumbre de la UE busca ampliar a 27 el plan contra la crisis

Los 15 miembros de la Eurozona quieren sumar al resto de socios a las medidas concertadas en los últimos días. La Comisión Europea advierte que la crisis no debe hacer olvidar la lucha contra el cambio climático.

default

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, "ve la luz al final del túnel".

Con la confianza que genera el aparente éxito del plan de rescate bancario adoptado el fin de semana por el Eurogrupo y ratificado por los respectivos gobiernos nacionales en sendos paquetes de medidas, los líderes de la Unión Europea (UE) se reúnen este miércoles en Bruselas. El objetivo: ampliar a los 27 Estados miembros la respuesta consensuada el domingo en París.

Ésa es la intención del líder francés y presidente de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, así como del presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durao Barroso. Y ésa parece ser la única salida posible para el conjunto de la UE.

Por un lado, porque no sumarse a la iniciativa significaría hacer frente a la amenaza latente de una fuga de capitales hacia países con mayores garantías. Por otro, porque los problemas, como se ha encargado de recordar el propio Durao Barroso, "aún no se han superado" aunque comience a divisarse "luz al final del túnel".

Mantener una respuesta coordinada

Es por ello que el presidente de la Comisión Europea pidió en las horas previas a la cumbre de Bruselas a los Estados miembros que "continúen unidos y prosigan su esfuerzo conjunto". También abogó Durao Barroso por mejorar la coordinación a nivel internacional, especialmente con Estados Unidos. En este sentido, reiteró su apoyo a la propuesta de Nicolas Sarkozy de convocar una conferencia internacional para refundar las bases del sistema financiero mundial.

Se espera que, como acostumbra a pasar en este tipo de reuniones, los gestos superen a las medidas adoptadas. En todo caso, el borrador de la declaración final compromete a los 27 países de la UE a "tomar todas las medidas para proteger la estabilidad del sistema financiero y asegurar en cualquier circunstancia la protección de los depósitos". Y un compromiso, tal y como están las cosas, no es desdeñable.

Propuestas de la Comisión

Pese a que, según fuentes diplomáticas, la cumbre de la UE se consagrará a apoyar las decisiones del Eurogrupo más que a proponer nuevas medidas, no todo se limitará a apoyar los paquetes de rescate aprobados por los principales países europeos.

También habrá lugar para las propuestas de la Comisión Europea, entre ellas la de elevar de 20.000 a 50.000 la garantía mínima de depósitos en toda la UE, así como la revisión de las normas contables para "evitar que los activos sanos estén subvalorados" y garantizar que los bancos europeos no se encuentren en una situación de desventaja frente a los estadounidenses.

En las próximas semanas se presentará además la propuesta para regular las agencias de calificación de riesgos. A más largo plazo, la Comisión ha creado un grupo de expertos liderado por el ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Jacques de Laroisière, que presentará nuevas propuestas a principios del año que viene.

También el primer ministro británico, Gordon Brown, apostó a pocas horas del inicio de la cumbre por tomar medidas adicionales para reformar el sistema financiero global y advirtió que las medidas coordinadas e impulsadas esta semana no son suficientes para estabilizar los mercados a largo plazo.

Que la crisis no nos nuble la vista

Pese a que los últimos acontecimientos han situado a la crisis financiera en el centro de la cumbre de Bruselas, el presidente del ejecutivo comunitario hizo un llamamiento a no perder de vista la lucha contra el calentamiento global. "Por supuesto entendemos que el difícil momento financiero ponga a la defensiva a los gobiernos, pero nuestro deber es llamar la atención de políticos y opinión pública sobre la responsabilidad y los retos que plantea el medio ambiente", sostuvo Durao Barroso.

En marzo de 2007, los líderes comunitarios se comprometieron a reducir las emisiones de CO2 en un 20 por ciento respecto a los niveles de 1990. Sin embargo, ante la agudización de la crisis financiera, algunos países miembros como Italia, República Checa o Polonia criticaron los objetivos argumentando que el paquete climático hundiría el comercio o los obligaría a abandonar Europa.

La cuestión rusa

A un segundo plano pasó otro de los temas que los líderes de los 27 Estados miembros tratarán en Bruselas. Se trata de la reanudación de las negociaciones entre la UE y Rusia para un acuerdo de asociación estratégica, congeladas desde septiembre por el conflicto en Georgia.

El presidente de la Comisión Europea apoyó en las horas previas la postura de países como Francia o Alemania, favorables a reanudar las conversaciones con Moscú antes de la cumbre UE-Rusia del 14 de noviembre. Fuentes del ejecutivo comunitario admiten que es poco probable que se llegue a una decisión al respecto. Países como Gran Bretaña, la República Checa, Polonia o Suecia, consideran que es demasiado pronto para retomar el diálogo.

DW recomienda

Publicidad