CSU descarta idea de obligar a extranjeros a hablar alemán | Alemania | DW | 08.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

CSU descarta idea de obligar a extranjeros a hablar alemán

La Unión Cristiano Social cambió el enfoque de la propuesta, que fue presentada en los medios y generó toda clase de críticas y burlas.

La masiva reacción en contra de la idea parece haber calado hondo en los militantes de la Unión Cristiano Social (CSU), quienes este lunes (08.12.2014) decidieron dar un paso atrás con una iniciativa que fue presentada a los medios el pasado fin de semana: la de obligar a todos los inmigrantes a hablar alemán no solo en los espacios públicos, sino también en sus casas. La CSU forma parte de la coalición de gobierno de la canciller Angela Merkel.

La propuesta decía, en uno de sus puntos, que “quien quiera radicarse aquí de forma duradera deberá ser obligado a hablar alemán en los espacios públicos y en la familia”. Este lunes, la misma canciller quitó respaldo a la idea, señalando que si bien el idioma es un elemento de suma importancia a la hora de generar integración, “no es un error que los hijos de los inmigrantes crezcan con dos idiomas”.

Las críticas del espectro político fueron más duras. “Lo privado sigue siendo privado”, dijo el vicejefe de la CDU de Merkel, Thomas Strobl, mientras que los socialdemócratas, los otros socios de coalición, respondieron por medio de su secretaria general, Yasmin Fahimi, quien dijo “sería cómico si no fuese tan peligroso”. La Comunidad Turca, por su parte, calificó la idea de “absurda” y pidió a la misma canciller que “ponga fin a este despropósito”.

Cambio de planes

Ante semejante avalancha de comentarios negativos, muchos de los cuales también provinieron del extranjero, la CSU decidió repensar la idea. “Tenemos que volver a pensar un poco su formulación”, dijo Gerda Hasselfeldt, portavoz parlamentaria del partido bávaro. Sin embargo, reiteró que “es indiscutible que la lengua es lo más importante para la integración”.

Hasselfeldt añadió que lo que buscaban era abrir un debate sobre el tema. El vicejefe del partido, Peter Gauweiler, dijo que “cada uno debe hablar en casa lo que quiera”, lo que pareció ser una lápida para la propuesta original. Por ello la nueva idea dice “quien quiera vivir aquí de forma permanente, debe ser motivado a utilizar el alemán en el día a día”, plan que será debatido este fin de semana en el congreso anual de la CSU.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad