Crispación por rehenes en Afganistán | Política | DW | 25.07.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Crispación por rehenes en Afganistán

La policía afgana halló el cadáver de un rehén sudcoreano, mientras los extremistas amenazan con matar a los restantes, si bien algunos de los cautivos fueron liberados. Del rehén alemán se sigue sin noticias.

Angustia en Seúl por los rehenes sudcoreanos.

Angustia en Seúl por los rehenes sudcoreanos.

La tensión se mantiene en alto, tanto en Berlín como en Seúl, mientras se suceden las inquietantes y en parte confusas informaciones sobre los secuestrados en Afganistán. La noticia de la muerte de uno de los rehenes sudcoreanos en poder de los talibanes causó el lógico impacto, máxime porque un portavoz policial afgano informó que el cuerpo presentaba numerosos impactos de bala. Según un vocero de los extremistas islámicos, su ejecución se debió a que el gobierno de Kabul había hecho caso omiso de las demandas de liberar a talibanes detenidos. Además, planteó un ultimátum para el cumplimiento de dichas exigencias, advirtiendo que de lo contrario los restantes rehenes sudcoreanos serán asesinados. Por otra parte, reportes de prensa indicaron que 8 de los cautivos asiáticos habían sido dejados en libertad.

A la espera de informes forenses

Deutsche Geisel in Afghanistan ermordet

Una ambulancia transporta el cadáver del rehén alemán hacia la provincia de Kabul.

En cuanto al rehén sudcoreano muerto, otra fuente de la policía afgana relató una versión que le habían contado: según ella, los secuestradores le dispararon porque se hallaba tan debilitado que no podía caminar. Sea como fuere, las causas exactas del deceso tendrán que ser establecidas en una autopsia, al igual que en el caso del ingeniero alemán muerto en Afganistán. Su cuerpo, transportado de regreso a Alemania, será examinado por los expertos forenses que deberán determinar si la herida de bala que presenta le causó el deceso o le fue infligida post mortem.

Mientras se aguardan esos resultados, continúan los esfuerzos por lograr la liberación del otro ingeniero alemán secuestrado en Afganistán, de cuya suerte no se conocen mayores detalles. Para los miembros del equipo de emergencia por lo menos hubo una noticia positiva esta jornada: el anuncio de que también un periodista alemán, del semanario Stern, había sido capturado por los extremistas afganos, resultó ser un falso y fue desmentido por el propio afectado. Luego se aclaró que el secuestrado había sido un periodista danés, de origen afgano, quien recuperó la libertad poco después.

Deducciones en Alemania

Entführte Deutsche angeblich ermordet

Frank-Walter Steinmeier intenta no caer en el pesimismo.

Pese a la tensa situación provocada por los secuestros, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank Walter Steinmeier, indicó que no se debe sacar la concusión precipitada de que Afganistán está quedando fuera de control. “Por el contrario: el aumento de los atentados suicidas y secuestros es también un indicio de que los talibanes ya no se traven a enfrentarse directamente con el gobierno central y las tropas internacionales”, opinó el jefe de la diplomacia germana.

Otros, como el director de Instituto de Investigaciones sobre Terrorismo, Rolf Tophoven, consideran en cambio que cabe temer una “iraquización” de Afganistán. Según indicó el especialista a la agencia AP, en ambos países, ni las autoridades ni las tropas extranjeras pueden garantizar la seguridad necesaria para reconstruir la infraestructura civil.

DW recomienda