Crece la brecha entre ricos y pobres | El Mundo | DW | 26.08.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Crece la brecha entre ricos y pobres

No es sólo el crecimiento económico el determinante de la diferencia entre pobreza y riqueza, sino el acceso a la salud, la educación y a la toma de decisiones, así se informa en "La Situación social mundial del 2005"

default

Presos en Tarifa con la esperanza de dejar de ser pobres.

El informe de la ONU "La Situación social mundial del 2005" denuncia que, a pesar del crecimiento sin precedentes y la mejora de las condiciones de vida de muchos países del mundo, la brecha entre ricos y pobres ha aumentado en la última década. El planteamiento básico del informe es que el crecimiento económico, por sí solo, no es la panacea para solventar los problemas de desarrollo.

Economía formal vs. informal

El abismo tanto entre economía formal e informal así como entre trabajadores calificados y no cualificados, y el acceso a la salud, a la educación y a las oportunidades de participación social, política y económica son los factores decisivos para evitar el traspaso de la pobreza entre generaciones. Sin esto, el crecimiento económico puede conducir a la acumulación de la riqueza.

Salario mínimo a la baja

Pese y debido a la globalización, las desigualdades entre ricos y pobres -tanto entre países como al interior de ellos- ha crecido, lo que se manifiesta en empleo, seguridad laboral y salarios. La población joven es la más afectada por el desempleo: un 47 por ciento del total de los 186 millones de desempleados en el mundo son jóvenes. Un cuarto de la población trabajadora no puede mantener a sus familias por obtener ingresos de tan sólo un dólar al día y, lo que es peor, la amplia mayoría de los trabajadores pobres pertenecen a la creciente economía sumergida.

Por otro lado, mientras los salarios mínimos han caído, los altos se han incrementado. Paradójicamente, esto último sucede sobre todo en países industrializados como Estados Unidos, Reino Unidos y Canadá.

Mayor acceso a la salud: mayor expectativa de vida

La desigualdad se manifiesta también en cuanto al acceso a la salud. En esto, los países del África subsahariana y en ciertas partes de Asia llevan la delantera. El sida, la falta de acceso a vacunas, al cuidado infantil y maternal, así como a la educación hacen que la diferencia en las expectativas de vida entre estas naciones y las desarrolladas sea abrumadora. Uno de cada cinco niños muere en los países al sur del Sahara antes de cumplir cinco años; los niños enfermos de sida en África llegan a los 2,3 millones, mientras que en los países industrializados de Europa son 6.500.

Participación democrática

Los pueblos indígenas, los discapacitados y los ancianos se ven impedidos de acceder a la toma de decisiones, lo cual desintegra el tejido social, lo mismo que la violencia. "La buena distribución de los ingresos parte no sólo de una buena política social, sino también de incorporar criterios sociales en la política económica"', declaró al respecto y refiriéndose específicamente a América Latina el subsecretario de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, el colombiano José Antonio Ocampo.

DW recomienda

Publicidad