Crece el temor ante la posibilidad de conflicto nuclear India-Pakistán | El Mundo | DW | 27.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Crece el temor ante la posibilidad de conflicto nuclear India-Pakistán

Pakistán declaró haber derribado dos aviones indios después de que India atacase un campamento de milicias en su territorio. El conflicto podría escalar entre ambos países, que cuentan con armamento nuclear.

India y Pakistán están cada vez más cerca de enfrentarse en una guerra a gran escala. El escenario es más que peligroso, ya que ambos países vecinos poseen armas nucleares de alta tecnología. Ya se han enfrentando en tres guerras por Cachemira, región que ambos reclaman un control total. Y cuando la confrontación aumenta entre ambos, siempre hay riesgo de enfrentamiento nuclear. Esta vez no va a ser diferente.

Nueva Delhi justificó su ataque aéreo en Pakistán argumentando que el objetivo era un campo de milicias dirigido por el grupo Jaish-e-Mohammed (JeM), organización que lucha por la independencia de la parte de Cachemira administrada por Nueva Delhi. Dicho grupo se declaró responsable del atentado suicida del 14 de Febrero en el distrito de Pulwana (Cachemira), en el que murieron 40 soldados indios. JeM perpetra regularmente ataques contra  las instalaciones gubernamentales indias de la región y está supuestamente vinculado a Al Qaeda.

Por su parte, India justificó el ataque como autodefensa, mientras Pakistán niega su participación en el atentado de Pulwana. El primer ministro pakistaní, Imran Khan, declaró que su Gobierno incluso tomaría medidas contra JeM si se aportaban pruebas concretas de su participación. Islamabad niega el respaldo a cualquier grupo islamista en Cachemira o en la región.

Un día después de la acción militar de la India. Pakistán reveló que el avión había traspasado la frontera y atacado dentro e territorio paquistaní. Por su parte, Islamabad reconoció haber abatido dos aviones indios cerca de la frontera. En este escenario, muchos temen un conflicto nuclear en toda regla. Y aunque ambos países minimizaron los riesgos, actores regionales e internacionales continúan en guardia.  

"Todas las guerras se calculan mal y nadie sabe a dónde llegarán”, explicó  este miércoles (27.02.2019)el primer ministro paquistaní en su discurso a la nación. "Se suponía que la Primera Guerra Mundial terminaría en semanas y duró años. Estados Unidos tampoco esperaba que la guerra contra el terrorismo durase 17 años”, agregó. "Mi pregunta a la India con las armas que tiene y las que tenemos nosotros es: ¿nos podemos permitir un error de cálculo? Si esto avanza, las cosas escaparan a nuestro control”, advirtió.

Potencial nuclear

Tanto India como Pakistán cuentan con misiles aptos para armas nucleares. Según el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales de Washington (CSIS), India tiene nueve tipos de misiles que pueden alcanzar objetivos de hasta 5.000 km. Los misiles de Pakistán, construidos con apoyo chino, también podrían llegar a cualquier parte de la India, afirmó el CSIS.  En cuanto a cabezas nucleares, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI), Pakistán tendría entre 140 y 150 cabezas frente a las 130 o 140 de India.

Infografik Karte Atomwaffenarsenal Indien und Pakistan 2018 EN

Los analistas coinciden en que el programa nuclear de Pakistán se basan en su interpretación de la amenaza de India. "Los paquistaníes afirman que sus armas nucleares están desarrolladas para defenderse de la India. La economía india es mucho más grande y puede invertir más en armamento. A medida que crece su poder militar, Islamabad necesita más armas para disuadir a la India”, explicó a DW Toby Dalton, codirector del Programa de Política Nuclear de la Fundación Carnegie. Gregory Koblentz, profesor de la Universidad Georg Mason, de EE.UU.,  y autor del informe Carnegie "Un Pakistán nuclear normal” (2015) dice que el ejército paquistaní adoptó esa estrategia de disuasión para "poder mantener una guerra asimétrica contra India y disuadirla incluso de represalias convencionales bajo la amenaza de armas nucleares tácticas”.

Ese desequilibrio entre ambas fuerzas militares podría representar un gran riesgo. Michael Kugelman, del Woodrow Wilson Center for Scholars, de Washington, cree que debido a que Pakistán tiene una menor capacidad militar que la India, el riesgo de conflicto nuclear aumenta. "Las represalias paquistaníes en el escenario actual podrían provocar una respuesta destructiva de la India. Si sucede, hay que empezara preocuparse de cara a un escenario nuclear”, dijo Kugelman.  Sin embargo, Talat Masood, ex analista de defensa  general paquistaní, declaró a DW que no cree que el conflicto de Cachemira escale hasta una guerra nuclear: "Hay miedo porque la tensión aumenta y no hay conversaciones. Pakistán ofreció conversaciones, pero la India no las aceptará debido a las próximas elecciones”, explicó Masood.

Un escenario arriesgado

Las preocupaciones sobre esa posible confrontación nuclear se ven acrecentadas por las amenazas que representan los grupos de militantes activos en Paquistán, como Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), "Estado Islámico" (IS) y Al Qaeda. Cualquier situación de guerra podría desencadenar un caos inmenso y se podía plantear el peligro de que las armas nucleares caigan en manos de "actores no estales”.  Maria Sultan, analista de defensa, insiste en que las autoridades pakistaníes tienen un gran control sobre sus activos nucleares. "Pakistán puede monitorear sus armas con tecnología muy sofisticada”, explicó a DW, al tiempo que sostiene que las preocupaciones de Occidente sobre la seguridad nuclear son infundadas. Aún así, para algunos expertos, un arsenal nuclear "nunca es seguro”. Según Farooq Sulehria, investigador pakistaní residente en Suecia, "puede que se esté dando demasiada publicidad a las bombas paquistaníes en medios de comunicación occidentales. Aunque, por otro lado, es una preocupación normal”.

Los esfuerzos para evitar una guerra están en marcha y los expertos coinciden en que la amenaza nuclear podría ser un factor para que la comunidad internacional obligue a dialogar a Islamabad y Nueva Delhi. Según Masood, Washington podría ayudar a reducir tensiones: "En el pasado, la presión visible e invisible de Estados Unidos se usó para calmar la situación. Washington debería mediar entre bambalinas para calmar la situación. Si EE. UU. y la comunidad internacional no intervienen, la situación empeorará”, subraya  Masood.

Estados Unidos ya instó al diálogo a Pakistan e India, tal y como declaró el Secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo: "Alentamos a India y Pakistán a que actúen con moderación y eviten una escalada cueste lo que cueste”. También India parece dispuesta a aliviar las tensiones. "No deseo que la situación siga escalando”, declaró en Nueva Delhi la ministra de Exteriores, Sushma Swaraj.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Publicidad