COVID-19: tecnología alemana para la logística de las vacunas | Coronavirus | DW | 26.11.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

COVID-19: tecnología alemana para la logística de las vacunas

La mayoría de las vacunas contra el coronavirus está todavía en fase de prueba, pero la logística ya está en marcha. Las compañías alemanas también juegan un papel importante en la distribución de la vacuna.

La batalla contra la pandemia del coronavirus se está librando en los tubos de ensayo - en la búsqueda y prueba de sustancias microscópicas para una vacuna. Su distribución será "la operación logística global más grande y compleja jamás realizada", según la organización internacional de aerolíneas IATA. Algunas compañías alemanas juegan un papel clave en esto.

En la ciudad alemana de Maguncia, por ejemplo, está ubicada la pequeña empresa BioNTech, la cual informó sobre sus resultados exitosos junto con el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer: ambos socios han presentado una solicitud para la aprobación de emergencia de su vacuna en Estados Unidos. La aprobación podría ser concedida antes de terminar el año.

BioNtech está a la vanguardia en la lucha contra el COVID-19, pero no lo hace sola. Los investigadores de Curevac, en la ciudad de Tubinga, también están trabajando en una vacuna - con el apoyo financiero del fundador del gigante de software SAP Dietmar Hopp y del gobierno alemán. Curevac está todavía un poco más lejos de obtener la autorización de comercialización. Sin embargo, al igual que sus competidores, la empresa de biotecnología ya está trabajando en la producción masiva de la vacuna.

Biotech-Unternehmen Curevac

La investigación de vacunas de la empresa Curevac, en Tubinga.

Producción en marcha

Tarde o temprano, se necesitarán miles de millones de pequeñas ampollas de vidrio especial para la vacuna. El Grupo Gerresheimer, con sede en Düsseldorf, es uno de los líderes del mercado mundial en este campo. También lo son los expertos en vidrio especial de Schott, en Maguncia. Según la empresa, tres cuartas partes de todos los fabricantes de vacunas con productos en la primera y segunda fase clínica han realizado pedidos a Schott. Debido a estos primeros pedidos de los productores de vacunas, no habrá dificultades en la entrega. En cualquier caso, el inicio de la producción hará sonar las arcas: la empresa de Maguncia espera millonarias ventas adicionales.

Dado que la producción de vacunas ya está funcionando a toda velocidad, BioNTech y Pfizer aseguran que, si las vacunas son aprobadas en EE.UU., podrían empezar a ser entregadas pocas horas después. En Europa, Canadá, Australia, Japón y el Reino Unido, ambas empresas están también en contacto con las autoridades competentes y en vías de obtener posibles aprobaciones.

Al igual que en Europa, en estos procedimientos acelerados las empresas comunican continuamente los resultados de sus ensayos clínicos. Esto significa que las autoridades ya pueden comenzar su planificación mientras los estudios están en curso. Normalmente, las empresas farmacéuticas reúnen todos los datos y documentos a lo largo de meses y años para entregarlos a las autoridades en forma conjunta una vez que se han completado todos los ensayos.

La hora de los expertos en logística

Si se conceden las aprobaciones, se necesitará expertos que se encarguen de la operación logística global más grande y compleja del mundo, para entregar la vacuna lo más rápidamente posible y sin problemas a miles de millones de personas. Es por eso que la división de carga de Lufthansa, en Fráncfort, también se prepara a toda velocidad para el envío masivo de vacunas. La preparación está en marcha para posibles exportaciones e importaciones, porque aún no es posible estimar de dónde saldrá la primera vacuna, según Lufthansa Cargo.

También la oficina de correos alemana Deutsche Post-DHL, con sede en Bonn, está actualmente en conversaciones con gobiernos y autoridades y se está preparando para esta gigantesca tarea. Un estudio encargado por la Deutsche Post ha demostrado que el suministro mundial y multimillonario de vacunas equivale, en efecto, a una tarea de grandes dimensiones: se necesitarían alrededor de 200 mil paletas de transporte y 15 mil vuelos para entregar los aproximadamente 10 mil millones de dosis de vacunas que se necesitarían a largo plazo. "En cualquier caso, la logística no será un problema", aseguró hace unos días el jefe del Deutsche Post, Frank Appel. Después de todo, la oficina de correos tiene 20 años de experiencia en la entrega de productos sensibles a las empresas farmacéuticas, por lo que la infraestructura ya la tienen.

Las temperaturas de almacenamiento

Una de las dificultades es que la vacuna de BioNTech y Pfizer debe almacenarse y transportarse a temperaturas de -80 grados. Las empresas locales están trabajando arduamente para garantizar que esto no se convierta en un problema.

Tuttlingen | Herstellung von Spezialkühlschränken beim Labortechnik-Hersteller Binder GmbH

Producción de refrigeradores especiales en la empresa Binder.

Por ejemplo, la empresa Va-Q-tec, con sede en Würzburgo, es especialista en ultracongeladores y anunció un acuerdo hace unos días: a partir del primer trimestre del próximo año, la empresa entregará mil de los contenedores de transporte de alto rendimiento a una de las mayores empresas farmacéuticas. Las negociaciones con otros fabricantes están en una fase avanzada. "El presente acuerdo es el más extenso en los 20 años de historia de nuestra compañía y probablemente uno de los más grandes de la industria", dijo el jefe y fundador de Va-Q-tec, Joachim Kuhn.

La empresa Binder, de la ciudad de Tuttlingen, fabrica los congeladores especiales necesarios, es decir, refrigeradores para laboratorios de investigación médica. En las últimas semanas, los líderes del mercado mundial de Tuttlingen han triplicado su producción.

DW recomienda