COVID-19: enfermar luego de vacunación es posible pero muy poco probable | Alemania Hoy | DW | 14.10.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

COVID-19: enfermar luego de vacunación es posible pero muy poco probable

La cantidad de personas que se contagian con el SARS-CoV-2 a pesar de estar totalmente vacunadas está aumentando. Pero, ¿significa esto que las vacunas no funcionan? DW hace una verificación de los datos.

“Brote de coronavirus en residencia de ancianos, pese a que estaban vacunados”, rezan algunos titulares que inquietan a muchas personas y alimentan sus temores frente a las vacunas. Ciertamente, algunas personas desarrollan COVID-19 a pesar de estar totalmente inmunizados con el biológico. Pero también hay casos de vacunados que se contagian y no muestran síntomas. 

¿Es esto un reflejo del fracaso de las vacunas?

No. La afirmación que se hace a menudo en las redes sociales de que estos casos demuestran el fracaso o la falta de eficacia de las vacunas es falsa. Sin embargo, lo que sí es cierto es que hasta ahora ninguna vacuna anticovid ofrece una protección al 100 por ciento.

Por ejemplo, según los cálculos del instituto alemán de virología Robert Koch (RKI), la efectividad promedio de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas en Alemania en el grupo etario 18 a 59 años durante los últimos nueve meses es del 83 por ciento. Para los mayores de 60 años, es el 82 por ciento. La protección frente a un tratamiento en cuidados intensivos es entre un 93 y 95 por ciento.

La doctora Christine Falk.

La doctora Christine Falk.

La protección proporcionada por la vacunación también está influenciada por el factor tiempo. "Todavía no hay personas que hayan sido vacunadas hace más de un año. Por lo tanto, aún no podemos decir con exactitud cuánto dura la protección de la vacunación", explica Christine Falk, presidenta de la Sociedad Alemana de Inmunología, en entrevista con DW. Sin embargo, ahora se sabe que los anticuerpos disminuyen un poco después de seis a nueve meses. "Eso no me preocuparía si no tuviéramos la variante Delta, porque esta es mucho más contagiosa que las anteriores", agrega la experta.

"Si la defensa inmune desarrollada por la vacunación no 'aguanta’, el virus puede atravesar esta línea de defensa, ingresar en una célula y desencadenar una infección en la nasofaringe (parte superior de la garganta)", explica Falk. Pero, aunque la protección contra una infección disminuya con el tiempo, la protección contra una enfermedad grave se mantiene. Según el informe semanal del RKI del 7 de octubre, solo el 0,56 por ciento de los 67.661 casos identificados en Alemania desde el 1 de febrero tuvieron que ser tratados en una unidad de cuidados intensivos. Y la tasa de mortalidad fue de 1,06 por ciento. En comparación con la primera ola en Alemania, cuando aún no había vacunas contra el nuevo coronavirus, el RKI estimó que la letalidad era de alrededor del 6,2 por ciento.

En su informe, el RKI también afirma: "Entre el total de 722 casos de personas que fallecieron a pesar de estar vacunadas, el 75 por ciento tenía 80 años o más. Esto refleja, independientemente de la eficacia de la vacuna, el riesgo generalmente más alto de muerte para este grupo de edad".

¿Ha aumentado el número de personas vacunadas que se contagian?

Sí. De acuerdo con el RKI, entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre se produjeron 8.224 casos de este tipo entre personas de 18 a 59 años. La proporción de los casos sintomáticos en este grupo de edad aumentó al 7,2 por ciento, si se tiene en cuenta todo el período desde el inicio de la campaña de vacunación en Alemania. Y si solo se consideran las últimas cuatro semanas hasta el 3 de octubre, la proporción es significativamente mayor, con un 28,4 por ciento. 

Los ancianos son los más afectados entre los que se contagian de COVID-19 a pesar de estar vacunados.

Los ancianos son los más afectados entre los que se contagian de COVID-19 a pesar de estar vacunados.

Entre los que se contagian a pesar de estar vacunados, también se ha observado un aumento de contagios en el grupo etario de más de 60 años: la proporción aquí entre los casos sintomáticos es del 10,1 por ciento desde el inicio de la campaña de vacunación en Alemania. Si se tienen en cuenta solo las cuatro semanas hasta el 3 de octubre, se produjeron 7.015 brotes de la vacuna, lo que representa el 52,6 por ciento de los casos sintomáticos. 

Sin embargo, según el RKI, esto era "de esperar'', ya que cada vez hay más personas vacunadas y actualmente el SARS-CoV-2 se está propagando cada vez más. Esto aumenta la probabilidad de contagiarse aún estando totalmente vacunado", dice el informe semanal.

¿En qué medida disminuye la protección de la vacuna con el tiempo?

La protección proporcionada por la vacunación es distinta en cada individuo, ya que la disminución de la inmunidad se produce por varias razones. Los factores importantes son la edad, las enfermedades anteriores, los intervalos entre las vacunas y la propia vacuna.

En particular, la inmunidad disminuye más en las personas mayores y ancianos, así como en los pacientes con cáncer o trasplantes, en comparación con otros grupos de personas.

Por ello, la Comisión Permanente de Vacunación de Alemania recomendó el 7 de octubre que se actualice la protección de la vacunación de las personas mayores de 70 años con una tercera dosis. El personal de los centros asistenciales u hospitales también debería recibir una tercera vacuna. En Israel, más de un millón de personas han recibido ya una tercera dosis de la vacuna.

(ct/ms)

DW recomienda